Negro Mate

 

1.- Viena

Me llamo Julian pero casi todo el mundo me llama Julito.

 

Ya, ya se que es una manera bastante cutre de empezar mi historia, pero mira, Moby Dick empieza con “Llamadme Ismael si no os importa” y de ese libro seguro que has oido hablar. Para serte sincero amigo lector (o amiga lectora, aunque lo dudo) llevo varias semanas pensando en un buen comienzo y estuve a punto de hacerlo como en las peliculas de James Bond, con un escena de accion y de aventura antes de que empiece la historia en si y tenga que contarte quien soy y a que me dedico, presentar a los personajes y todo lo demas. Despues de darle muchas vueltas llegue a la conclusion de seria mejor simplificar las cosas, a menos que mis lectores fuesen de los que se aburren si no pasa nada emocionante cada tres parrafos. No se, a lo mejor me equivoco y has dejado de leer hace tres lineas, pero si sigues ahi te puedo decir que tu esfuerzo se vera recompensado: esta es la historia de mi vida y en mi vida hay cantidad de momentos complicados.

 

Hasta que lleguemos a ese punto me temo que vas a tener que esperar un poco porque en el dia de hoy, cuando comienza mi historia, estoy de vacaciones. No oficialmente, porque en mi trabajo no hay horarios, ni fines de semana, ni pagas extras, ni ninguna de esas cosas por las que alguna vez posiblemente hayas hecho huelga, pero desde hace dos semanas no hemos hecho otra cosa mas que estar metidos en un piso franco, ponernos hasta el culo y matar el rato.

 

A eso, en mi curro, lo llamamos vacaciones.

 

Por cierto y para ir al grano de una vez, estamos en Viena. Y digo “estamos” en vez de decir “estoy” porque conmigo tengo a todo mi equipo. Una unidad completa de cuatro agentes incluyendo un lider (que soy yo). Llegamos a Austria hace, como te decia, dos semanas. Vinimos de Kosovo, donde nos tiramos casi tres meses dando vueltas por los montes con una banda de contrabandistas. No, no fue tan emocionante como a lo mejor estas pensando y ademas hacia un frio de cojones.

 

A fecha de hoy todavia no se por que nos encargaron esa operacion, pero desde que acabamos tenemos instrucciones de quedarnos en Viena y esperar, asi que eso es precisamente lo que estamos haciendo. Todos los dias Ackerman, nuestro supervisor, nos llama por el Thuraya a las cuatro y cuarto de la tarde y todos los dias hasta la fecha nos ha estado contando la misma historia: “estad preparados que os voy a necesitar en cualquier momento”. Nunca pregunta que es exactamente lo que estamos haciendo para prepararnos. Conociendole como le conozco estoy convencido de que ni el mismo sabe cuando nos va a llegar un nuevo encargo. Por mi, ya se pueden tomar todo el tiempo que quieran.

 

Son las cuatro de la tarde y espero la llamada diaria en cualquier momento. Benito el Rasta esta en su habitacion, jugando con la Playstation. Por la musica que se oye desde aqui creo que Gran Turismo 4 y me extraña, porque lleva quejandose del timo que es desde que se lo compro. A mi personalmente me parece una obra de arte, pero en cuestion de juegos el Rasta y yo coincidimos pocas veces. Benito en cualquier caso es un tio rarillo. Casi todos los lectores mentales lo son, no se si son un poco especiales porque desde el dia que nacieron son capaces de leer los pensamientos de la gente que les rodea o es precisamente por esa razon por lo que son un poco peculiares. La gallina y el Huevo. Beni el Rasta es, en cualquier caso, rarito de cojones. Cada vez que hablas con el es como si estuviese participando en otra conversacion completamente distinta. El Jendris dice que eso es porque es un poquito autista, pero la verdad es que a mi no me lo parece.

 

El Jendris se llama Franciso y solo hay una cosa que le joda mas que que le llamen por su nombre de pila: que le llamen Paco. Cuando le conoci se me presento como Jendris y de hecho tarde meses en enterarme de su verdadero nombre. En este curro eso pasa mucho. Ten en cuenta que yo, sin ir mas lejos, tengo ahora mismo seis pasaportes distintos. No llevo la cuenta de cuantos he usado en toda mi vida pero estoy seguro de que son, literalmente, centenares. Cuando dejar rastro de tu identidad te puede causar tantos problemas como nos puede causar a nosotros, en seguida dejas de darle la misma importancia y comprendes que tu identidad, lejos de ser algo que recibes es algo que puedes moldear a tu antojo.

 

Jendris y yo llevamos trabajando juntos practicamente desde el primer dia. Mientras escribo en el portatil el esta tumbado en el sofa leyendo un libro y escuchando musica. En este preciso instante se esta levantando para cambiar de CD.

 

-“¿Que vas a poner?”

 

Le pregunto mientras vuelvo a repasar las lineas que acabo de escribir y decido que no merece la pena molestarme en poner acentos en todas las palabras porque estoy usando un teclado ingles y me toca las narices usar el Character Map de Windows.

 

-“Coldplay”

 

Joder. Otra vez Coldplay. Solo espero que no sea “A Rush of Blood to the Head”

 

-“¿Cual de Coldplay?”

 

-“ A Rush of Blood to the Head”

 

Sera maricon.

 

Jendris, como ya te habras imaginado por su nombre de guerra, es un autentico obsesivo cuando se trata de musica. Normalmente tiene un gusto exquisito, aunque es de los que a veces se pasa dias y dias oyendo discos que suenan como dos gatos follando. Tengo que decir que Coldplay no me disgustan en absoluto, pero A Rush of Blood me trae malas memorias. Lo tengo demasiado asociado a Katja y ahora mismo prefiero no acordarme de ella. Es por esa misma razon que no quiero darte mas explicaciones as estas alturas, ya llegara el momento.

 

-“Joder Jendris ¿no puedes poner otra cosa?. Por que no pones a los Artic Monkeys, que todavia no los he oido”

 

Jendris suspira como si le acabase de pedir que pusiera un disco de Enrique y Ana. Cuando se trata de musica se le olvidan las jerarquias.

 

-“Los Artic Monkeys solo los tengo en el iPod”

 

-“¡Pues no seas huevazos y chapalo en un cede!”

 

-“Joder que mas te dara, si a ti te gusta Coldplay”

 

-“Que tendra que ver, tambien me gusta Led Zeppelin pero por eso no los voy estar escuchando todo el dia”

 

Jendris no me responde y se limita a poner otro disco que no reconozco.

 

-“¿Esto te mola mas?

 

No tengo ni idea si me mola o no me mola porque no lleva sonando ni treinta segundos, pero al menos es otro disco, asi que le miento para zanjar la cuestion y poder concentarme en lo que estoy escribiendo.

 

-“No lo habia oido nunca pero suena de puta madre”

 

-“Si que lo has oido, lo llevo poniendo en el coche desde que llegamos. Es Snow Patrol, ¿no te acuerdas?”

 

-“Ah, pues ahora que lo dices si que me suena”

 

No lo he oido nunca y si es verdad que lo ha puesto en el coche no me acuerdo. Me da igual, no tengo ganas de empezar a discutir. Desde que estamos en el piso franco estamos todos un poco mas bordes de lo normal y por cualquier tonteria se monta una bronca. El vuelve al sofa a seguir leyendo su libro, yo sigo escribiendo y el Rasta cierra la puerta de su cuarto, por lo que deduzco que Snow Patrol no le motiva.

 

Jendris, por cierto, es un teleportador o, como lo llama el, un teleportero. Basicamente es capaz de desparecer y reaparecer en otro lugar. No es que el tio sea capaz de dar una palmada y aparecer en China, solo puede transportarse dentro de un radio de como doscientos metros, pero aun asi es facil de imaginar lo util que ser un teleportero puede llegar a ser.

 

No hace ni medio instante que el cuarto miembro del equipo acaba de entrar por la puerta. Faustino el Picolo viene de hacer la compra y ha entrado en la cocina con varias bolsas del supermercado.

 

-“¿Que estasis oyendo?

 

-“Snow Patrol” Respondemos al a vez Jendris y yo.

 

-“Ah. No me suena”

 

Jendris le responde como si le hablase a un chaval de cinco años

 

-“¡Como no te va a sonar, si lo llevo poniendo en coche desde que hemos venido!”

 

Tino espera unos segundo antes de responder.

 

-“No, yo fijo que eso no lo he odio nunca”

 

A Faustino le llamamos el Picolo porque fue Guardia Civil. Entre la academia y unas cosas y otras no estuvo de servicio ni seis meses, pero oyendole hablar cualquiera diria que se jubilo despues de treinta años con una medalla y el reloj de oro. Con Jendris y Benito El Rasta tengo una relacion fantastica: yo soy su jefe pero eso no quiere decir que no seamos, ademas, casi casi lo que se podria llamar “amigos”. Tino me rasca la caja de cambios de aquella manera y aunque en mi posicion tengo que tener cuidado con los favoritismos, el lo tiene que notar. El Picolo es lo que llaman un Macho Alfa y tiene mi puesto en el punto de mira. Tengo que decir que por mucho que me toque los cojones, el tio es disciplinado como el solo, no es como si estuviese planeando un motin… pero se que por las noches antes de quedarse dormido piensa en el dia en que Ackerman le llame para decirle que el puesto de Julito es para el.

 

Faustino es el tipico controlador emocial. Lo mismo que los lectores mentales son raritos, los controladores emocionales suelen ser arrogantes, mas bien soberbios y en general un dolor de huevos a la hora de convivir con ellos. En el caso del Picolo hasta cierto punto merece la pena. Yo le he visto hacer llorar a autenticos culoduros como si se les acabase de morir la madre. A veces cuesta creerlo aunque lo estes viendo con tus propios ojos. No se hasta que punto a mi me gustaria tener ese poder sobre los demas.

 

Asi que estos somos los cuatro miembros del equipo. Oficialmente nuestra señal de llamada es 34 Delta Delta. No, no creas que me vas a hacer reir si me dices que eso es una talla de sujetador, porque lo he oido como treintamil veces. Por ciero que, llamadome Julito, tampoco me vas a hacer gracia si juntas mi nombre con la palabra “iglesias”. Como dicen los ingleses, “agua en la espalda de un pato”.

 

Miro a la esquina de mi pantalla y veo que son las 16:14. Ackerman va a llamar en cualquier momento o sea que voy a apagar el portatil.

 

Por si te lo estas preguntando, la respuesta es que si, que yo tembien tengo un poder como el resto del equipo. El mio es predecir el futuro.

 

El Thuraya empieza a vibrar.

 

Ese es mi jefe.

 

2.- Ackerman

Ackerman no me llama por el Thuraya porque tengamos una encripcion a prueba de bombas (que la tenemos) si no porque quiere oir mi voz y quedarse con mi estado de animo. Si tuviese algo importante que contarme lo haria a traves de un metodo mucho mas seguro que un puto telefono movil. A Ackerman lo que le interesa es el estado de nuestra moral.

 

Si me lo preguntase directamente no creo que tuviera los huevos de decire la verdad a la cara, pero lo cierto es que con la excepcion de Tino el Picolo, estamos todos listos para un cambio de carrera profesional. Llevamos en la carretera desde verano del 2003 y durante eso meses y meses hemos comido kilometros de rabo.

 

-“No tengo mucho que contarte ahora mismo pero antes de que se acabe la semana voy a tener algo”

 

Acki es de los que siempre “tienen algo”.

 

-“El Rasta, que tal lo lleva”

 

Benito lleva varias semanas en un estado de animo un poco peculiar. Hace unos dias le dije a Ackerman que me parecia que andaba con depresion.

 

-“Mejor. Ya sabes como es, a veces tiene temporadas bajas, pero ¿quien no las tiene?”

 

Ni quiero preocupar a mi jefe ni quiero meter a Benito en mas lios, pero las verdad es que creo que el Rasta necesita que lo mire alguien. ¿Pero quien?

 

-“Bueno, esto es todo por hoy. Dale recuerdos a los demas y no te olvides de que no estais de vacaciones. ¿OK? Y le dices al picolo que no fume mierda, que si no va acabar como el Jendris”

 

-“OK”

 

-"Te digo en serio lo del Pico; si me entero que vuelve a las andadas me voy an encargar yo de enderezarle. ¿Estamos?"

 

-"Estamos"

 

Faustino viene de la cocina bebiendo leche de un carton.

 

-"¿Que te ha dicho?"

 

-"Que como se entere de que vuelves a fumar un petardo te corta la polla"

 

-"Joder Ackerman, para ser judio mira que tiene mala hostia"

 

-"¡Y tu para ser asturiano mira que eres subnormal!"

 

Tino se me queda mirando por un momento y se vuelve a la cocina.

 

Otro dia de no hacer nada. No es que tenga ganas de meterme en mas problemas, pero estar encerrado en un piso franco tampoco me atrae. Enciendo un pitillo, me rasco la barba de tres dias que me mancha la cara y juego con la idea de pegarme una ducha y afeitarme , simplemente para pasar el rato. No son ni las cinco, es demasiado pronto para ir de fiesta.

 

Benito sale de su habitacion para ir al baño. Lleva puesta una camiseta de los Who y unos calzoncillos. Se ha pasado toda la semana con esa ropa.

 

-“¿Ya tienes todos los carnets?” le pregunta Tino.

 

-“Que va. Puto Nurburing. Como no lo termine hoy tiro el juego por la ventana.”

 

Vuelve a sonar el Thuraya. Ackerman otra vez.

 

-“El presupuesto que pedimos la semana pasada, me dicen que nos lo van a mandar for fax”

 

Eso quiere decir que nos llega un contrato por e-Mail. Con poco de suerte nos vamos de Viena.

 

3.- Mood

Mood no es, ni de lejos, el mejor garito de Viena pero es el que tenemos mas cerca del piso y los viernes por la noche los dobles de vodkaredbull estan de oferta. Sabiendo eso se puede uno imaginar que los cuatro somos buenos clientes, pero si te digo que la otra cosa que esta de oferta en el Mood son un mogollon de vienesas cachondas, tendras que perdonarnos la falta de estilo y entender que, por muy sofisticados que sean nuestros gustos, la mayoria de las noches nos dedicamos a perseguir peluqueras por la pista de baile.

 

Esta tarde Mood esta vacio. Hay un par de estudiantes en una esquina y los camarutas se dedican a limpiar la barra y reponer botellas en las camaras. Que yo sepa nadie ha comprobado nunca si es un area segura, pero si alguien ha puesto micros la musica suena a tal volumen que por lo menos les vamos a hacer sudar para sacar algo en limpio. Mas que la seguridad me importa que salgamos del piso, que nos pongamos las pilas y que se nos quite de encima la modorra que llevamos desde que volvimos de Kosovo.

 

-“Bueno, pues esto es lo hay” Pongo sobre la mesa varios folios en los que he impreso el briefing que Ackerman me acaba de enviar por e-Mail.

 

- “Los chinos otra vez. Tres pavos, dos escoltas y el blanco. Llegan al Sheraton el viernes y se van el lunes. El mismo viernes sabremos el numero de la habitacion. Entramos, le cobramos un cheque al blanco y nos vamos. Sencillo de cojones.”

 

En el brifin todos los contratos son sencillos de cojones, lo mismo que pilotar el Columbia era todo cuestion de apretar botones. Tino es el primero en hablar.

 

-“El blanco: ¿es un tio con nivel o es un romano?”

 

-“Tiene… nivelillo. Los escoltas van a ser culoduros pero vamos, lo normal.”

 

-“Como cobramos el cheque, ¿un hierro?"

 

No me sorprende que Jendris me lo pregunte: quiere saber si va a tener que ser el en persona quien haga el cobro, un trabajo de teleporteo.

 

-“Si, un hierro. El calibre da igual. La idea es mandarle un mensaje a los chinos, o sea que cuantas menos florituras mejor. Lo que queremos es que se den cuenta no solo de que les podemos dar donde queramos y cuando queramos, si no que ademas lo podemos hacer sin tenernos que despeinar. Cuando mas simple mejor. ¿Mas preguntas?"

 

Faustino coge el croquis del hotel que he puesto en la mesa y apoya la espalda contra el respaldo de la butaca para mirarlo de cerca. Benito termina su gintonic de un trago. No hay mas preguntas.

 

-“Entonces: el jueves Jendris y el Rasta pillais una habitacion, tomais notas de todo, salidas de emergencia, turnos de los porteros de noche, cerraduras… lo tipico. El viernes a ultima hora de la tarde cenamos en el Sheraton, repasamos el plan y el sabado, metemos la furgona en el parking. Subimos Tino y yo, Jendris se queda de reserva y Rasta cubre lo que es el garage y la extraccion”

 

- “¿Metemos la furgona en el garage?”

 

-“Si. El parking del Sheraton es el mismo que el del centro comercial que esta a la derecha, lo se porque lo miramos en septiembre cuando lo de la cumbre. Es la mejor manera de entrar”

 

-“Lo mismo desde la cumbre lo han renovado”

 

-“Na, me extrañaria mucho. Ten en cuenta que despues de tantas hostias al final no hicimos nada. Por si acaso, el jueves cuando pilleis la habitacion le hechais un vistazo. Lo que quiero es un trabajo simple y el brifin dice que hay otro equipo cubriendo el area, si hubiese algun imprevisto nos lo habrian dicho ya, ¿no?”

 

Jendris me mira, suspira y responde

 

-“Hombre, no es por nada pero si hay un imprevisto ellos que van a saber…”

 

-“Bueno. Tu me entiendes. Si les queremos acojonar lo mejor no es montar un chanchullo de la hostia, lo mejor es hacerlo simple. ¿Alguna cosa mas?"

 

Benito habla por primera vez en toda la tarde.

 

- “¿Otra ronda?”

 

________________________

 

 

El Rasta saca esa ronda y luego yo otra y asi hasta que el Mood se empieza a llenar con el tipo de gente que sale de fiesta un martes por la noche. Hablamos del trabajo en el Sheraton, de por que nos estan llegando tantos contratos que tengan que ver con los chinos, de lo buenas que estan las estudiantes y de lo feas que son las divorciadas que llenan la pista de baile.

 

A las dos estoy apoyado en la barra cubierto de sudor y fumando un Marlboro Light que me acaba de dar una pava a la que Tino esta morreando ahora mismo junto a la entrada de los baños. Benito el Rasta se ha vuelto al piso y Jendris esta contandole yo que se que al dj.

 

Vamos, lo habitual.

 

Estoy extremadamente mamao. No es que crea que a estas alturas no lo hayas deducido, pero por si acaso, te lo confirmo.

 

Es dificil de entender el efecto que tiene en una persona poder predecir el futuro. Para empezar a explicarlo, tengo que decirte que no es como si tuviera una vision en la que el porvenir se me aparezca como en una pelicula. Lo que siento es una especie de intuicion, algo dificil de explicar. A veces se trata de una sensacion, un olor, una textura, un sonido, la imagen de una persona o de un lugar. Es como un sentimiento de déjà vu, como cuando notas que algo que te esta pasando ya lo has vivido antes, solo que al reves. Conozco otros futuristas que no se dieron cuenta de lo que tenian hasta que llegaron a adultos porque la sensacion es tan imprecisa, tan escurridiza, que es facil no darse ni cuenta de que exista.

 

El problema con poder predecir el futuro esta en interpretar esas señales, darles sentido y convertirlas en algo mas que pura intuicion. Ahi es donde esta el arte.

 

Un arte en el que yo no puedo decir que sea un experto.

 

Te cuento esto para que puedas entenderme pero tambien porque si te voy a contar mi historia tengo que hablarte de Katja y solo puedo hacerlo si comprendes que, aunque tenga una idea bastante mas precisa sobre lo que me depara el futuro que la que puedas tener tu, me equivoco casi tantas veces como las que te puedas equivocar tu.

 

Si no lo hago vas a pensar que soy imbecil, y tampoco es eso.

 

Aunque lo sea.

 

Y todo esto es poque estoy muy pedo y por lo tanto esta noche me tengo que acordar de Katja.

 

Jendris viene a la barra y me saca una Carlsberg.

 

-"¿Te pasa algo?"

 

-"No, que estoy cansado y tengo un pedo que no me tengo"

 

-"No me jodas que estas otra vez con la holandesa"

 

Me encojo de hombros.

 

-"Eh, comeme el nardo, Abelardo. Ya vale de hostias. Venga a la pista, que nos a poner la que te gusta de Faithless y esas que ves ahi nos llevan mirando desde que llegaron y nos van a comer a la que les digamos hola"

 

No lo puedo evitar, soy un borracho coñazo.

 

 

4.- Amsterdam

Fue poco despues de cuando al Jendris le pegaron los dos tiros y estaba en el hospital. Picolo y el Rasta estaban en Estocolmo con un contrato de la Fundacion y yo volvia de Los Angeles, donde me habia tirado una semana perdiendo el tiempo con un contrato de mierda. Cambie de avion en Heathrow y no llegue a Schipol hasta de las nueve y pico de la noche, sintiendome como si no hubiera dormido en una semana.

 

Cuando lo pienso ahora veo claramente que me equivoque. Al fin y al cabo iba a estar en Amsterdam toda la semana y tenia todas las noches libres. Pero hacia tanto que no veia a Katja, tenia tanta ganas de estar con ella que no podia esperar hasta el dia siguiente. Cogi un taxi en el aeropuerto, me fui directo al piso franco y la llame desde alli. Estaba cansada y de mal humor, me advirtio de que no iba a ser buena compañia. Ese mismo dia habia tenido un examen y apenas habia dormido. Me dijo que podia pasarme por su piso con tres condiciones: que me fuera a las doce en punto porque tenia que dormir, que no fumase porque ella lo estaba dejando y que llevase una botella de tonica porque en su casa solo tenia ginebra y zumo de naranja.

 

Eran ya las diez y media. Tendria que haberme dado cuenta de que ella hubiese preferido esperar y verme al dia siguiente, pero esa noche yo no estaba pensando en ella: como de costumbre estaba pensando en mi. Y no es que tuviera ganas de verla para echar un polvo, pienses lo que pienses. Necesitaba estar con ella aunque solo fuese una hora porque estaba cansado hasta los huesos, porque Jendris estaba en una uvi con tubos de plastico metidos por el culo por culpa mia y poque necesitaba estar con alguien que me hiciera sentir normal ¿vale?

 

El caso es que no tenia tiempo ni de cambiarme de ropa, mucho menos de ducharme. Cogi una manzana para comerla en el taxi de camino a su casa y me puse la chupa de cuero porque hacia frio. La ultima vez que me la habia puesto fue la noche en que casi nos matan al Jendis y no la habia tocado desde entonces.

 

Cuando llegue pasamos a la cocina. Tenia mala cara, ya en el telefono habia sonado cansada. Me echo la bronca porque olia a tabaco y le parecia una falta de respeto sabiendo como sabia lo mal que lo estaba pasando ella para dejar de fumar. La bese en los labios pero no los abrio. Me dio igual porque, al fin y al cabo estaba con ella.

 

Mientras me recordaba que a las doce en punto iba a tener que hacer como la Cenicienta, pase a la sala, me quite la chupa y la puse en el respaldo del sofa.

 

Desde la cocina me pregunto por el trabajo. Le habia dicho que era un geologo que trabajaba para la Shell, asi que respondi con cuatro vaguedades.

 

¿Como le dices a una tia la verdad? ¿Como podia ser sincero con ella y decirle como me gano la vida?

 

Cuando entro en la sala llevaba un gintonic en cada mano y me dijo que olia como un cenicero.

 

-“Ahora el sofa va a apestar a puto Marlboro. Dame eso que lo cuelgue”.

 

Le pase la chupa sin pensarlo y mire a la tele esperando que volviese. Desde el pasillo me empezo a contar como le habia ido el examen.

 

Me imagino que cuando colgo la chupa en el perchero se le resbalo y cayo al suelo. Solo se que oi el ruido del cuero contra la alfombra y al momento Katja dejo de hablar. Sus pasos resonaron en la tarima del pasillo, entro a la sala y mirandome desde el quicio de la puerta me pregunto en un tono de voz completamente neutro:

 

-“Que es esto”

 

En la mano, agarrandola por la guarda con dos dedos, Katja sostenia mi Glock 19.

 

Y aquella fue la ultima noche que la vi

 

 

5.- Mas Espacio

Como todos los dias desde que volvimos a Viena nos hemos despertado tarde y nos hemos dedicado a perder el tiempo, a beber agua para la resaca y a comentar los incidentes de la noche. No quiero hacer nada hasta que llame Ackerman y nos de el pistoletazo de salida porque se positivamente que va a haber cambios de ultima hora. Siempre los hay. Prefiero desperdiciar la mañana a tener que arriesgarme a que haya un malentendido.

 

A las cuatro y cuarto llama Ackerman

 

-“Ha habido algunos cambios en el presupuesto pero te los envio por fax. ¿Estais todos listos para empezar con la obra?”

 

-“Todo listo. En cuanto nos digas que cambios quieres nos ponemos a ello”

 

-“Perfecto. Otra cosa mas: Le he estado dando muchas vueltas y creo que ya es hora de que le des a tus chavales un poco mas de espacio”

 

-“¿Espacio?”

 

-“Espacio, si. Quieres que les dejes tener un poco mas de iniciativa. No te lo tomes como una critica porque de verdad que creo que has mejorado mucho, pero como la obra esta es tan simple, querria que le dejases a ellos que se las arreglen por su cuenta”

 

 

-“Con todo el respeto, no me parece que sea apropiado”

 

Ackerman, no me hagas esto tio. No me lo hagas.

 

-“Tomo nota, pero tengo que decirte que he tomado una decision”

 

Mierda puta.

 

-“¿Seria posible que estuviese en la obra como observador?”

 

Ackerman se lo piensa durante un momento.

 

-“De acuerdo, pero no quiero que hagas nada. Si quieres encargate de cargar las herramientas pero nada mas”

 

No me gusta nada la idea pero no tengo alternativa. No me fio de que el Rasta este en condiciones, asi que voy a tener que poner a Tino al cargo porque Jendris es el Llanero Solitario: tiene cero talento para el trabajo en equipo. El problema es que no va a aceptar que Tino le de ordenes.

 

Joder Ackerman. Por lo menos me lo podias haber dicho ayer en vez de dejarlo para el ultimo minuto. Siempre con hostias.

 

Nos llega una actualizacion de la instrucciones por e-mail encriptado. Nada complicado: evitar a los escoltas en la medida de lo posible y dejar la habitacion tal y como este despues del cobro. Me imagino que la idea es tocarle los cojones a los chinos obligandoles a que sean ellos los que lo cubran, si es que es eso lo que quieren. Yo personalmente prefiero mantener un perfil lo mas bajo posible pero donde hay patron…

 

Alrededor de la mesa repasamos el plan.

 

-“Antes de empezar tengo que decir que hay un pequeño cambio de planes. Creo que ya es hora de que empecemos a hacer las cosas de otra manera. Le he pedido permiso a Ackerman para que seais vosotros quienes lleveis el peso de la operacion. En vez de ser el Rasta quien cubra la extraccion voy a ser yo y a menos que pase algo gordo no quiero tener nada mas que ver con este contrato. Tino, tu vas a ser quien este al mando. Vosotros dos teneis que darle todo el apoyo que necesite.”

 

Los tres asienten en silencio. Al Picolo ahora mismo no le cabe un piñon por el culo. Jendris tiene una cara que parece que se haya bebido una botella de vinagre.

 

Durante un par de horas Tino prepara el plan defintivo. Yo me limito a escuchar. Cuando todo el mundo parece estar de acuerdo el Picolo esta feliz como no le he visto desde que le conozco.

 

-“¿Alguna cosa mas antes de cerrar esto?"

 

-“Solo una cosa: que ya podriamos tener otro par de dias para pulir los detalles”

 

Jendris, la madre que te pario. ¿Que te crees que es esto, un viaje de estudios? Tenemos el tiempo que tenemos y ya esta. Ese tipo de negatividad hay que cortarla de cuajo, asi que intervengo antes de que lo haga Tino.

 

-“Jendris, totalmente de acuerdo, pero a mi tambien me gustaria follarme a la Scarlett Johansson y mira, me busco la vida en el Mood como todo el mundo”

 

Jendris frunce el ceño. En cuanto estemos los dos solos tenemos que hablar en serio.

 

-“Venga Jendris joder, ¡que tienes menos sentido del humor que un Taliban!”

 

 

6.-Porno

Asi que me dicen hasta luego y se van los tres dejandome solo en el piso. Silencio absoluto. Me tumbo a ver la tele y voy pinchando canales hasta que me paro en la CNN. Esta clarisimo que Hamas va a ganar las elecciones en Palestina y sonrio pensando en lo que se le va a caer encima a Pascual el Vespino.

 

Que se joda, que para eso fue el quien pidio que le hicieran fijo en Tel Aviv. A otro al que seguro que no le haga puta gracia es a mi jefe, que no es que sea muy sionista el tio pero tampoco es de los que necesitan muchas excusas para estar de mala gaita.

 

Me aburro. He visto todos los DVDs que tenemos en el piso y no tengo ganas de vestirme para salir a la calle y alquilar otro. Gracias al cielo que con los DVDs tienes el sonido original: estes donde estes siempre puedes ver una peli. Yo el aleman lo entiendo bien, pero los doblajes son de mear y no echar gota, lo que dicen los actores esta totalmente despegao del movimiento de la boca.

 

Apago la tele y pongo musica. No he comido nada en todo el dia, lo unico que he hecho ha sido fumar y beber café y ahora empiezo a notar un poco de agujero. Lo que tendria que hacer es vestirme, bajar a la calle, pillarme un chino y coger una pelicula. Pero no lo voy a hacer: si se me hubiera acabado el paquete de tabaco seria otra historia, pero tengo uno entero en mi cuarto.

 

Jendris se ha dejado el iPod en la mesa de la sala. Me alegra ver un poquito de profesionalismo en el chaval, lo normal es que lo lleve al curro. Lo enciendo para escuchar a los Artic Monkeys y aunque he oido demos de la mitad de las canciones bajadas de Internet me sigue pareciendo una obra maestra. La mayor parte de la musica que se hace hoy en dia no me dice nada: eso del Hip-Hop para mi fue un barco que me dejo abandonado en la isla. No solo es que no lo pille, es que no me parece ni musica.

 

Es la hostia, eso es precisamente lo que me decia mi viejo en su dia cuado me pillaba escuchando a La Polla Records.

 

En el disco suenan todavia mejor que en las demos. Trabajar en el estudio no les ha quitado un gramo de chispa. Cuando suena “I Bet You Look Good On The Dancefloor” me pongo a bailar yo solo en medio de la sala.

 

Luego me pongo a pensar en lo mucho que le gustarian los Monkeys a Katja y en que nunca vamos a escuchar el disco juntos, en que nunca vamos a hablar sobre nuestras canciones favoritas, en que nunca vamos a discutir sobre el significado de las letras.

 

No puedes dejar que te pueda el mal rollo Julito. Ponte a hacer algo positivo.

 

Enciendo el portatil y me voy a viewaskew.com a ver otra vez el trailer de Clerks 2; no sabes las ganas que tengo de que la estrenen de una vez y me voy a tener que esperar hasta Agosto. De viewsakew me voy a aintitcool.com y de ahi, por supuesto, a marqueze.net a ver que fotos tienen hoy. Es la leche lo de la internet: el mayor deposito de sabiduria desde que se quemo la biblioteca de Alejandria y siempre acaba uno usandola para mirar porno. Es como cuando te pones a aprender un nuevo idioma y lo primero que quieres es saber como se dice culo, teta y puta. Estoy seguro de que cuando volvamos a la Luna y alguien visite los sitios donde aterrizaron los del Apolo veran que algun astronauta dibujo una polla en el suelo cuando la camara miraba para otro lado.

 

Tengo que decir que hay una pelirroja en la seccion de Lesbicas que esta como para pegar puñetazos encima de la mesa. No se de donde se sacan a las lesbianas la gente que hace paginas web, porque yo conozco a unas cuantas y no tienen esa pinta ni de coña.

 

 

Bueno, me imagino que es como comparar El Rey Leon con un libro sobra la fauna africana.

 

Despues de Marqueze voy saltando de pagina en pagina buscando una foto que me ponga alegre. Ay, si la Internet se hubiese inventado cuando tenia yo catorce tacos, que distinta hubiese sido mi vida. El caso es que ahora mismo ni me acuerdo de la ultime vez que folle, pero tiene que haber sido antes de lo de Kosovo.

 

Los cojones, Kosovo: ya te gustaria chaval.

 

Fue ANTES de Kosovo, ANTES de lo de los portugueses y ANTES de cuando Benito se puso malo y lo tuvimos que llevar a Madrid.

 

Joder.

 

No he mojao desde cuando la cumbre.

 

A ver si ahora que volvemos a trabajar en el Sheraton vuelve a sonar la flauta.

 

Estoy tan desmotivado que no me apetece ni machacarmela.

 

No puedes dejar que te pueda el mal rollo Julito. Ponte a hacer algo positivo.

 

¿Domino’s o Pizza Hut?

 

 

7.- La Esencia del Liderazgo

Al final, como casi siempre, el aburrimiento se impuso sobre la falta de ganas. Me acababa de terminar de limpiar, arrepintiendome de llevar puesta una camiseta negra, cuando llamo Ackerman. Queria saber que tal estaba. Si no fuese porque se positivamente que lo unico que le importa son los resultado y todo lo demas se la trae al fresco, casi que te diria que me parecio un detallazo.

 

No me sorprende que le haya dado por decir que el equipo necesita “mas espacio”. Lleva meses dandome la paliza con que tengo que distanciarme mas, dejarles mas sueltos, darles oportunidades para crecer y moverse en la empresa.

 

El problema es que se equivoca. El problema es que Ackerman parte de una base erronea.

 

Todo empezo, como no, en Amsterdam el año pasado.

 

Acababamos de terminar un contrato en Mexico y teniamos que volver a Viena, pero surgio un imprevisto y recibimos ordenes de hacer escala en Amsterdam y terminar alli otro durante el fin de semana. No iba a tener tiempo de ver a Katja, pero al menos con los cambios de ultima hora nos toco volar en business.

 

A la polla de miles de pies sobre el Atlantico, Tino me empezo a contar que los tres habian estado hablando y que pensaban que habia llegado el momento de que les diese mas responsabilidades. En cierta medida me estaba esperando algo asi y hasta cierto punto me alegro oirlo. Le respondi que me parecia muy bien y que podian contar con que a partir de ese mismo momento me iba a asegurar de que estuviesen mas implicados en preparar los contratos, todos los temas de administracion y el trabajo en general. A eso me dice que le parece muy bien, pero que ellos estaban pensando an algo un poquito mas concreto y un poquito mas radical.

 

Quieren encargarse del contrato del Domingo ellos por su cuenta, sin que yo tenga nada que ver en el asunto.

 

-“Tu sabes que no puedo hacer eso. Si Ackerman se entera, me corta lo que te dije.”

 

-“No tiene por que enterarse.”

 

-“Eso, Faustino, voy a hacer como que no lo he oido.”

 

Con eso se acabo la conversacion. Me puse los auriculares e intente concentrarme en la pelicula.

 

Sin embargo, la idea no era tan descabellada.

 

En primer lugar, el contrato era bien simple. Una nave en un poligono industrial en mitad de la nada. Jendris se porta dentro y desactiva la alarma, Tino abre una caja fuerte, saca un CD, lo dumpea en un portatil, sale del edificio, Jendris activa la alarma y se larga lo mismo que entro. Rasta y yo cubrimos el area con un Barrett cada uno y nos dedicamos a esperar por si pasa un imprevisto.

 

Por si fuera poco, lo hemos hecho ya tres veces en tres fines de semana consecutivos el mes pasado. Esa el la razon por la que nos toca hacerlo una cuarta, nos conocemos el plan de memoria. No solo no hacia falta que estuviera yo presente, si me apuras no hace falta ni que fuera Benito.

 

En segundo lugar, el contrato de Mexico ha sido un drama y estoy como para pillarme el fin de semana para tomarme un respiro.

 

En tercer lugar: Katja. Un fin de semana entero juntos.

 

En cuarto lugar: ese Domingo y practicamente al mismo tiempo en que habia que ejecutar el contrato, era el Gran Premio de San Marino, con Alonso de lider del mundial.

 

En realidad la unica razon que tenia para negarme era el hecho de que le iba a tener que mentir a Ackerman. Aunque, tecnicamente, no decirle nada no era mentir. O tambien estaba la posibilidad de pillar una gripe mexicana en el ultimo minuto. Lo cual hubiese sido mentir, con tecnica o sin ella.

 

La unica manera de hacerlo seria no diciendoselo.

 

En la practica eso es mentir.

 

Pero el me hace eso a mi muchisimas veces.

 

Por ejemplo, lo que llamamos un "karaoke" un contrato que a primera vista es como cualquier otro pero en el que no pasa nada, como el de Kosovo del que ya te he hablado. Casi siempre se trata de ser una distraccion para cubrir a otro equipo. Nadie habla de ello, todo el mundo asume que a veces el fin justifica los medios.

 

Ackerman de hecho, nunca me dice todo lo que sabe. Lo que importa es no comprometer el resultado.

 

En cierta manera es como si me mintiese.

 

Aunque en realidad no lo hace.

 

Un mes hacia que no habia visto a Katja. En un mes hay tiempo suficiente para mandar una cantidad absurda de mensajes de movil, pero muy poquito mas. No tenia ni idea de cuando iba a poder volver a Amsterdam.

 

Todo un fin de semana.

 

Lo unico que iba a hacer era poner el ojo detras de la mira del Barrett.

 

Faustino. No me cabia ninguna duda de que todo esto era idea suya y los demas simplemente le habian dicho que si.

 

-“¿Faustino?”

 

-“Dime”

 

-“Me lo he pensado mejor y no creo que sea tan mala idea. Con dos condiciones.”

 

-“Lo que haga falta”

 

-“Si se entera Ackerman la he cagao. En serio te lo digo, pase lo que pase no se puede enterar. ¿Estamos?"

 

-“Estamos”

 

-“La otra condicion es que Jendris este al mando. No quiero que te lo tomes a mal pero el tiene mas antigüedad.”

 

Eso le sento como un escupitajo en un ojo, pero no dijo nada.

 

Lo hice para que no pensase que podia salirse con la suya sin darme nada a cambio.

 

____________________

 

 

Para cuando termino el vuelo habia vuelto a cambiar de idea.

 

Quiero decir: para cuando termino el vuelo habia cambiado de idea cinco o seis veces.

 

El hecho de que no lo tuviese nada claro era razon suficiente como para no hacerlo.

 

Bueno, ya me vale de tratarte como si fueses imbecil. Hace ya rato que sabes que termine haciendolo, todo este suspense es una perdida de tiempo.

 

¿Que por que lo hice? Porque tuve una vision.

 

Tengo muy poco control sobre lo mio. Si fuese tan simple como cerrar los ojos y ver que es lo que depara el futuro, la vida seria mucho mas simple pero por desgracia no es asi. De cuando en cuando noto una sensacion como de acidez en la boca, un ligero mareo y un cosquilleo que me sube desde el estomago. Entonces es cuando viene la vision. No suele durar ni cinco segundos pero a veces me parece como si durase horas.

 

Si lo intento, a veces puedo provocarlo. Lo que no puedo hacer es evitarlo y no te creas que no me gustaria.

 

El caso es que estaba en la cola de los pasaportes cuando lo senti. Oi la voz de Jendris con tal claridad que parecia que estuviese a mi lado.

 

“Esta todo bien, esta todo bien, esta todo bien.”

 

Tres veces lo repitio.

 

Era una voz desprovista de ansiedad, la voz de alquien que esta satisfecho.

 

Ahi es donde desaparecieron todas mis dudas. Si es eso lo que nos depara el futuro no tengo por que preocuparme. En el coche de camino al hotel acordamos todos los detalles.

 

Katja se alegro cuando le hable del cambio de planes.

 

____________________

 

 

Pasamos juntos la tarde del sabado fumando chiflos, bebiendo Absolut con Pepsi y escuchando musica tirados en el sofa. Me conto que habia vuelto a discutir con su hermana la que vivia en Londres y que la estaban mariconeando tanto en el trabajo con el tema de los horarios que se le estaba complicando lo de la uni. Yo le hable de Mexico, de lo cansado que estaba de mi curro que con tanto viaje no me dejaba tener nada de vida social, de lo harto que empezaba a estar de mis compañeros de trabajo.

 

Se soprendio de que las condiciones de trabajo en la Shell fuesen tan estrictas y me sugirio cambiar de empresa.

 

Cuando fui por primera vez al baño la puerta de su habitacion estaba abierta. La repisa de la ventana, junto a la cama, estaba llena de velas. Sonrei mientras me la imaginaba poniendolas en los candelabros mientras esperaba mi llegada.

 

A mi el canabis me mata la libido, pero a ella se la ponia por las nubes. Me he pasado la vida enfrentandome a la situacion opuesta asi que no me voy a quejar ahora.

 

Empezaba a clarear cuando fumamos el ultimo petardo tumbados sobre su cama.

 

-“La sensacion de culpabilidad, ¿la tienes ahora o te viene cuando te despiertas por la mañana?

 

-“¿Que?”

 

-“El sentimiento de culpa, los remordimientos, ya sabes de lo que te hablo”

 

-“No, no tengo ni idea de lo que me estas hablando, para que te voy a mentir”

 

Se rio mientras apagaba el petardo en el cenicero.

 

-“Ya sabes: lo que sentis los catolicos despues de tener sexo”

 

-“Yo para empezar no creo en Dios”

 

-“Pero eso no quiere decir que no seas catolico”

 

-“Tienes mucha razon, pero despues de acostarme con alguien lo ultimo que siento es culpabilidad”

 

-“Ah. ¿Entonces que es lo que sientes?”

 

-“¿Normalmente? Gratitud."

 

Se volvio a reir mientras la abrazaba.

 

-"Y vosotros los protestantes ¿que es lo que sentis? ¿La satisfaccion de haber corrompido a un papista?”

 

-“Entre otras cosas. Teniendo en cuenta lo que nos costo echaros del pais es lo menos que se puede esperar ¿no?”

 

-“ ¿Tu sabes lo que es una comunidad autonoma?”

 

-“No”

 

-“Da lo mismo. Si mis antepasados le hubiesen dejado las manos libres al Duque de Alba, ahora mismo tu estarias viviendo en la Comunidad Autonoma de Holanda y las Tierras Bajas”

 

-“Eso es bueno o es malo”

 

-“Ah, depende”

 

-“¿Depende de que?”

 

-“Depende de que es lo que te mas te guste, si el gazpacho o el queso de bola”

 

Y asi, hablando de tonterias, nos fuimos quedando dormidos.

 

____________________

 

Oi el Thuraya vibrando en la mesilla y sali de la habitacion para contestar la llamada en la sala y no depertar a Katja. Ackerman con instrucciones de ultima hora.

 

-“Esta vez no va a ser un CD, va a ser un DVD.”

 

Las otras tres veces nos habia costado unos cinco minutos copiar un CD, un DVD llevaria unos quince como poco.

 

-“En cuanto termineis la copia me llamais por el Thuraya. Lo haceis inmediatemente. No espereis a salir del area ni a estar en el coche ni nada de nada. Me llamais al momento.”

 

Llame a Jendris para darle las noticias y me volvi a la cama con Katja. Tenia la boca seca y en la cabeza sentia como si los sesos se me hubiesen despegado de las paredes del craneo.

 

Para cuando me volvi a a despertar era la una y media. Katja estaba en la cocina, preparando café y tostadas. A la dos menos cinco llamo Jendris para decirme que todos estaban en posicion, El Rasta de hecho levaba ya una hora cubriendo el area con el Barrett por si pasaba algo fuera de lo normal.

 

De acuerdo con el plan, volveria a llamarme para confirmar que habian copiado el disco y a su vez yo llamaria a Ackerman con la confirmacion. Nos volveriamos a ver el lunes en el aeropuerto para coger el avion a Viena.

 

La carrera empezaba a las dos en punto. Pasase lo que pasase Alonso no iba a perder la primera plaza en el mundial. Raikkonen estaba el primero en la pole. Schumacher se habia salido de la pista en los entrenamientos y salia el numero trece. En la salida Fernando le aguanto a Button, pero Raikkonen salio como un cohete.

 

Sentado en el sofa, bebiendo café despues de haberme despertado junto a Katja, viendo las carreras. Yo no se que pinta tiene la felicidad, pero no puede ser muy distinta de esa tarde de Domingo. Oi el ruido de la ducha y al momento Katja entro la sala a coger una toalla puesta a secar sobre uno de los radiadores. No parecia holandesa. Tenia el pelo largo y oscurro, los ojos verde indefinido. Los rasgos de su cara eran mas bien indefinidos, realmente podria ser de casi cualquier parte.

 

-“¿Cual de ellos es el español?” Me pregunto señalando a la tele

 

-“El del coche azul”

 

-“¿Ese?”

 

-“No, ese es Mark Webber y es australiano. El azul y amarillo”

 

-“Ah, ese entonces”

 

-“No, ese es Fisichella, pero su coche is identico porque corren en el mismo equipo”

 

-“Entonces ¿como sabes quien es quien?”

 

-“Por el casco.”

 

Me echo una mirada de lastima y se quedo un momento delante de la pantalla mientras yo la miraba a ella, desnuda en medio de la sala. Tenia los pezones grandes y oscuros, rematando unos pechos que, sin estar mal, tenian mejor perfil dentro de un sujetador.

 

Manda huevos. Enamorado como estoy de la tia, y no te puedo hablar de otra cosa mas que de como tenia las tetas.

 

Y encima para criticarlas.

 

____________________

 

 

En la sexta vuelta Fisichella se sale del circuito. Tres carreras seguidas que se va a la hierba. La madre que lo pario.

 

Estoy viendo la repeticion cuando suena el Thuraya

 

-“Hay tres discos iguales dentro de la caja fuerte. DVDs como nos dijiste, pero hay tres.”

 

Quince minutos por disco, tres cuartos de hora por la tonteria. No tenia sentido sacarlos del area, copiarlos fuera y volver a entrar: el riesgo en esa operacion era entrar y salir. Jendris puede teleportarse, pero lo que no puede hacer es llevarse ningun objeto con el, ni si quiera la ropa que lleva puesta.

 

-“Quedaros donde estais y copiad los tres.”

 

Llamo a Ackerman para decirle lo de los tres discos. Me dice que va a hacer un par de llamadas a Estocolmo pero que de momento copiasemos los tres.

 

Decima vuelta. A Raikkonen se le rompe el MacLaren. Mucho motor de Mercedes pero mira para lo que le sirve.

 

Katja sale de la ducha envuelta en una toalla y viene hacia mi sonriendo. Le miro a ella, miro la repeticion de Raiko abandonando la carrera. Katja, la tele. La tele, Katja.

 

Julito, quieto parao.

 

No mires a la tele. En serio tio. No lo hagas. Olvidate de la carrera, no te la juegues a que se mosquee porque le prestas mas atencion a la Formula Uno que a ella.

 

Se arrodilla en la alfombra entre mis piernas. Termino mi café de un trago y cojo el mando para apagar el sonido de la tele.

 

Suena el Thuraya.

 

-“ Por la tonteria son trece gigas: no nos caben en el disco duro”

 

No. Me. Jodas.

 

-“Bueno, pues borra algo tio. Tiene que caber”

 

-“No se si vamos a poder.”

 

-“Jendris: TIENE que caber”

 

-“¿Entonces, que es lo que borro?.”

 

-“Lo que quieras, pero tienes que encontrar trece gigas.”

 

-“Recibido. Lo que voy a hacer es borrar el Office”.

 

- “Me mandas un texto cuando acabes, ¿vale?.”

 

Borra el Office, borra lo que se te ponga en la punta, pero copia los discos y largate de ahi, no me jodas el domingo.

 

Mientras hablaba son Jendris, Katja se ha sentado entre mis piernas y se ha dado la vuelta para mirar la tele. Tan pronto como cuelgo, se vuelve a dar la vuelta, pone los manos sobre mis rodillas y empieza a inclinarse sobre mi regazo.

 

Suena el Thuraya. Ackerman. Katja se levanta y se va rumbo a la cocina.

 

-“Me dicen que copieis los tres discos.”

 

-“Afirmativo, es lo que estamos haciendo.”

 

-“¿Ya os van a caber en el disco duro?.”

 

-“Sin ningun problema.”

 

-“¿Seguro?.”

 

-“Fijo.”

 

Katja vuelve a la sala con una tostada en la mano.

 

Vuelta trece. Alonso va como una una maquina. Webber y Trulli pelean por el tercer puesto.

 

Vuelve a sonar el Thuraya.

 

____________________

 

 

-“Se peta.”

 

-“¿Como que se peta?.”

 

-“Que se peta. En cuanto metes el disco se cuelga y aunque le des a control alt del no pasa nada, lo tienes que apagar a la brava.”

 

-“¿Que coño has borrao?.”

 

-“Nada, lo que te dije, el Office y punto.”

 

-“¿Que esta haciendo Tino?.”

 

-“Controlar la ventana que da a la carretera.”

 

No he llegado a ver el PC que estan usando. Las otras tres veces nos dejaron un portatil en el piso franco y todo lo que habia que hacer era meter el CD y pinchar un icono. Ni tan si quiera se por que tenia el Office instalado porque el procediemiento habitual no es hacer la cuenta de gastos en Excel mientras estas medio de una operacion.

 

Lo que si se es que cada vez que reinician el PC les tiene que llevar como minimo otros dos minutos. El plan original era quedarse en el area unos diez minutos y ahora vamos a tener suerte si van a poder hacerlo en menos de una hora.

 

Todas las operaciones conllevan un riesgo. Por eso nos las encargan a nosotros en primer lugar. Calcular ese riesgo es parte del proceso de planificacion. Cuando surge un imprevisto hay que reevaluar la situacion, solo que entonces hay que hacerlo sobre la marcha y es en esos momentos cuando es mas importante mantener la cabeza fria.

 

Tengo que tomar una decision: abortamos o seguimos.

 

Jendris esta al mando pero no puedo dejar esa decision en sus manos. El Rasta tiene otro Thuraya y tendra otra perpectiva. En gran medida la decision de continuar depende de lo que vea Benito desde su posicion, sobre todo teniendo en cuenta que tiene el Barrett: mientras esa sea la situacion tenemos opciones, tenemos un minimo de control sobre la situacion.

 

Lo deja sonar cuatro o cinco veces antes de responder.

 

Vuelta dieciseis. Dentro de nada Alonso va a empezar a doblar coches.

 

-“Rasta, tenemos un problema en el area, vamos a tardar un rato en arreglarlo.”

 

-“Recibido”.

 

-“Dime como lo ves”.

 

-“Movimiento en la garita, creo que van a hacer una ronda en cualquier momento”.

 

Es de esperar. Hay una docena de empresas en ese poligono y solo tres vigilantes, las probabilidades de que vayamos a tener un problema no son muy altas. De momento no hay una razon de peso para abortar. Lo que es fundamental es que todo el mundo este al tanto de la situacion y para eso lo mejor es que se comuniquen entre ellos, si me meto en medio solo va a haber mas posibilidades de malentendidos. Le digo a Benito que mantenga informado a Jendris y cuelgo.

 

Si no pasa nada mas, si todo se mantiene tal y como esta, no hay razones para preocuparse. Se trata de un equipo estable que lleva meses y meses entrenandose con vistas a enfrentarse a situaciones identicas a esta. Todo esta planificado al minuto, todo el mundo sabe lo que hay que hacer, cuando hacerlo y como hacerlo. No hay ninguna razon para el panico: Alonso tiene esta carrera en el bolsillo.

 

Enciendo el ultimo pitillo que tengo en el paquete y no le he dado ni una calada cuando suena el Thuraya.

 

Ackerman

 

-“¿Es para hoy? Tengo a medio Estocolmo partiendome las pelotas”.

 

Improviso sobre la marcha.

 

-“Estamos en ello, pero te puedo decir que va a ser cuestion de unos minutos”.

 

-“Julito, copia los discos y largate de ahi. ¿Ves algun movimiento?”.

 

Ackerman cree que estoy cubriendo el area con un Barret mientras dirijo la operacion. Katja entra por la puerta completamente vestida. Ni me habia dado cuenta de que habia salido de la sala. Sin pensarlo, respondo en castellano: Katja no entiende ni media palabra.

 

-“Todo tranquilo. El Rasta dice que los seguratas podrian estar a punto de empezar una ronda.”

 

-“¿Por que me hablas en Español?.”

 

Ackerman el castellano lo entiende medio bien pero a la hora de hablarlo no anda nada suelto.

 

-“Es que tengo a los demas en linea porque quiero que todo el mundo este al tanto de todo.”

 

-“Julito, ponnos en privado.”

 

Kajta coge mi paquete de tabaco y cuando ve que esta vacio se va a la cocina.

 

-“Julito, entiendo que la situacion ha cambiado pero no veo que sea tan grave como que para nos pongamos nerviosos. Acuerdate de que eres tu quien estan al mando, los demas no tienen por que saber que es lo que hablamos tu y yo.”

 

-“Recibido.”

 

-“Me alegro. Segurata quiere decir seguridad ¿no?.”

 

Katja vuelve con un cigarrillo en la boca y su movil en la mano. Alonso va a entrar en boxes en esta vuelta o la siguiente. Barrichello se va de la carrera. Llamo a Jendris y responde Tino.

 

-“Se sigue colgando. Jendris sigue con ello pero seguimos sin poder hacer nada.”

 

Segun aprieto el boton de colgar vibra el Thuraya. Benito el Rasta.

 

-“Dos de los vigilantes han salido de patrulla. Juntos y a pie rumbo al pabellon tres.”

 

Eso esta en la otra punta del poligono. Nada fuera de lo normal. Abortar ahora podria ser incluso peor que seguir con la operacion.

 

Katja se sienta a mi lado y me ofrece su movil.

 

-“¿Eso?”.

 

-“Mi movil”.

 

-“¿Y para que voy a querer tu movil?”.

 

-“Para que puedas atender a dos llamadas a la vez, una con cada oreja”.

 

No esta sonriendo. Todo lo contrario. Antes de que se me ocurra una respuesta noto la vibracion del Thuraya en la mano.

 

-“Es domingo. La empresa no se va a arruinar porque te tomes el domingo libre.”

 

El Thuraya sigue vibrando.

 

-“No es eso Katja. Esta claro que la empresa no se va arruinar, pero estamos en un momento muy complicado y, que le voy a hacer, me necesitan”.

 

El Thuraya deja de vibrar.

 

- “Eso lo puedo entender, pero lo que me estoy preguntando ahora mismo es por que has venido a Amsterdam”.

 

El Thuraya vuelve a vibrar.

 

-“Katja, me dieron la oportunidad de pasar el fin de semana en Amsterdam y vine a estar contigo”.

 

-“Con eso quieres decir que te salio una oportunidad para follar y la aprovechaste porque yo estaba disponible”.

 

Odio, odio, odio, odio odio, odio, odio mi trabajo.

 

____________________

 

 

El Thuraya vibra en mi mano con la intensidad de un martillo neumatico. No se que responder a Katja. Se me ocurren mil millones de cosas que decir pero ninguna de ellas va a resolver esta situacion. Diga lo que diga van a ser palabras.

 

-“Si descuelgas ese telefono, te vistes y te largas”.

 

Tiene su mirada clavada en mis ojos. Los suyos son verde oscuro y estan cargados de ira.

 

No tengo opcion. No tengo que tomar una decision porque ya la tome sin darme cuenta hace mucho tiempo. Descuelgo el Thuraya y Katja se levanta y sale de la sala dando un portazo.

 

-“Esta todo bajo control. Le he dicho al Rasta que venga y esta mirando el PC, que ya sabes que controla un huevo.”

 

La voz de Jendris no me da nada de confianza.

 

-“Donde esta Tino.”

 

-“Sigue en la ventana.”

 

No me lo puedo creer. Jendris acaba de despedirse de todas sus opciones. A partir de este momento se van a tener que conformar con responder a las circunstancias.

 

-“¿Me estas diciendo que has llamado a Benito y no has mandado al Pico a ocupar su posicion?.”

 

En ese instante se da cuenta de lo que ha hecho.

 

-“Eh…. Si.”

 

Esto se esta yendo de las manos por momentos.

 

-“Donde esta el Barrett.”

 

-“En el coche.”

 

-“Lo sabes o lo supones.”

 

-“El Rasta no se lo ha traido, o sea que tiene que estar en el coche.”

 

Noto como Jendris se empieza a descomponer y me cuesta un esfuerzo gigantesco no ponerme a gritarle en el telefono. Lo que necesita en este momento es un poco de calma, agobiarle solo va a empeorar las cosas.

 

-“Jendris, asegurate de que Tino esta al tanto de lo que pasa en la calle. Benito que se concentre en el PC.”

 

-“¿Yo que hago?.”

 

-“Tu asegurate de que no hay mas desastres.”

 

Reconozco que no son unas instrucciones muy precisas, pero lo que mas me importa es que se calme. Cuando alguien la caga en medio de una operacion la primera reaccion suele ser hacer algo que compense por el error anterior. Generalmente eso desemboca en un nuevo error, peor que el primero.

 

Salgo de la sala y me voy derecho a la habitacion de Katja pero esta vacia. Abro la puerta de baño y me la encuentro sentada en la taza. Llorando, con los brazos cruzados. Me arrodillo frente a ella y la abrazo y aunque hunde su cabeza en mi hombro no abre los brazos. La beso en el cuello. Y suena el Thuraya.

 

-“Katja, cinco segundos. Te lo prometo. Cinco segundos.”

 

Ackerman

 

-“¿Habeis copiado el disco o estais todavia con el campeonato de Quake?.”

 

-“Ackerman, cinco minutos. Te lo prometo. Cinco minutos.”

 

Vuelvo a abrazar a Katja.

 

Vuelve a sonar el Thuraya.

 

El Rasta

 

-” Jendris. Se ha ido.”

 

Como que se ha ido

 

-“¿A donde?”

 

-“Se ha portado a donde estaba mi posicion para cubrirnos con el Barrett.”

 

Me quedo aturdido por un segundo. Jendris ha convertido una situacion complicada en una sitacion dificil y de ahi a una situacion absurda. Estoy a punto de responder cuando un aullido me perfora el oido en el que tengo el Thuraya.

 

-“¡Que hostias es eso!"

 

-“Una alarma. No se de que pero es una alarma.”

 

Lo siguiente que oigo son disparos.

 

8.- Liderazgo

-“Si te vas no vuelvas”.

 

-“Katja, lo tienes que entender, me tengo que ir”.

 

-“Entonces vete. Pero no te vayas pensando que you voy a estar aqui esperando a que te vuelvas a aburrir en el hotel."

 

Asenti, agarre la chupa y sali corriendo escaleras abajo. Por fortuna la calle estaba vacia porque habia venido en taxi la tarde anterior y me iba a tener que currar un coche. Vi un Golf que no tenia mala pinta y me lo lleve. Por el camino lo deje en un parking, lo cambie por un Range Rover practicamente nuevo y sali zumbando al piso franco. No podia permitirme perder ni un minuto, pero no tenia sentido ir a a ayudar a los demas si lo unico que iba a hacer era darles un probema mas.

 

Tino tenia una MP5 y Rasta un nueve. Dadas las circunstancias ibamos a necesitar hierros que tuvieran algo de patada. En el piso habia un 16 y un par de Galiles. Los meti en una funda de tabla de surf junto con toda la municion que pude encontrar y sali por patas. Habia perdido ya mas de media hora.

 

La situacion era la siguiente: aparentemente de la nada habian aparecido policias por todas partes. Policias con G36s, lo cual queria decir que nos enfrentabamos a algo mas serio que un caso de mala suerte. Gracias en gran medida al Barrett de Jendris, Picolo y Rasta habian conseguido escapar del area pero tenian a la madera pisandoles los talones. No habia podido hablar con ellos desde justo antes de salir del piso de Katja y no queria llamarles: sabian lo que estaban haciendo y me llamarian a la primera oportunidad. Del Jendris no sabiamos nada. Ackerman estaba al tanto de la situacion, con el pequeño detalle de que creia que Tino y Benito estaban conmigo.

 

Mi plan era simple: encontrar a Tino y al Rasta y buscar a Jendris entre los tres. Las probabilidades en su contra eran apabullantes, pero habiamos salido de peores embolados. Y Jendris se puede desvanecer el aire y eso tenia que contar para algo. Otro problema es que al teleportarse se habia quedado sin Thuraya, pero ya nos buscariamos la vida.

 

Al fin y al cabo para eso nos pagan. Para buscarnos la vida.

 

Ni a cinco kilometros del area empece a ver maderos. Pare el coche en a primera gasolinera que encontre. Tenia un coche robado, tres fusiles de asalto, cargadores y cargadores llenos de municion y un carnet de conducir falso. Claro que, en las circunstancias, el carnet falso era el menor de mis problemas. Seguir adelante no tenia sentido hasta que no tuviera noticias del resto, de modo que meti el coche en el tunel de lavado para no llamar la atencion y espere.

 

Holanda es plana como una pista de tenis. Aquella zona era llana includo para los estandares del pais. Ni un seto, ni un arbol. Campos y campos hasta el horizonte. Por la carretera no dejaban de pasar furgonetas de policia.

 

Por fin llamo Tino. Estaban escondidos en un canal, cubiertos de agua hasta el cuello pero intactos. El llevaba un GPS pero, al contario que el Thuraya, no estaba impermeabilizado y aunque le daba lecturas no se fiaba de ellas. Acordamos un punto de reunion bajo un puente a unos dos kilometros canal abajo: el unico problema es que en esa zona habia tres canales diferentes y el no estaba seguro del todo en cual se habian metido. Un 33,3% de probabilidades de acertar a la primera. Mejores opciones que en la ruleta rusa.

 

Saque el Range Rover del tunel de lavado en cuanto se aclaro la espuma y tan pronto como pude me meti por un camino para llenarlo de barro. No iba a parecer el coche de un aldeano pero llamaria menos la atencion. Despacito y con buena letra, me fui en direccion al punto de encuentro. Si habia madera en las cercanias el plan se nos venia abajo, pero sobre las cosas que no puedes controlar no tiene sentido preocuparse demasiado.

 

Aunque lo hagas.

 

Hacia las cinco de la tarde, calados hasta los huesos y tiritanto de frio, los encontre. Estaba llegando la primavera pero a esa hora ya empezaba a oscurecer. El primer toque de buena suerte en lo que, por lo demas, habia sido un dia de mierda.

 

 

9.- Intermedio

Pincho en Guardar no sea que vaya perder lo que llevo escrito y me pongo otro café mientras pienso en como terminar de contarte la historia de aquella noche. La carrera por cierto la acabo ganando Alonso, lo digo por si no te acuerdas, despues de aguantarle el tipo a Shummi durante no se cuantas vueltas. Fue ese dia cuando todo el mundo se empezo a tomar en serio la posibilidad de que un chavalin de Asturias pudiera ser el proximo campeon del mundo de Formula Uno. Nunca pense que viviria para verlo. El mismo dia en el que le pegue un tiro a lo que tenia con Katja. Bueno, si me voy a poner a usar metaforas mejor le pongo un poco mas de empeño, que tu seguramente seas de los que leen un monton.

 

Le pegue un tiro a lo que tenia con Katja. Entro limpiamente y salio por el otro lado la noche en que encontro mi hierro en el pasillo de su casa. Ese fue el orificio de salida.

 

Me imagino que me comprendes. Al fin y al cabo todo el mundo ha tenido malas historias con una tia. O con un tio. O con lo que sea. Lo que me mata no es que no pueda estar con ella, sino el hecho de que, en la practica, Katja esta muerta. Que yo lo sepa no lo esta, pero se a ciencia cierta que nunca volvere a verla, a oirla, a recibir un e-Mail o una llamada.

 

Cambio de disco porque estoy harto de Jeff Buckley. Estoy a punto de sentarme para seguir escribiendo cuando oigo unas llaves en la cerradura de la puerta y la voz de Jendris desde el vestibulo.

 

-“¡Soy yo!”

 

Para cuando termina de decirlo estoy detras de una butaca cubriendo el hueco de la puerta con la Glock. No dejo esa posicion hasta que le veo entrar en la sala y me aseguro de que esta solo. Jendris no se inmuta, lo que le extrañaria hubiese sido que no hubiera hecho nada.

 

-“¿Que estas escuchando?".

 

- “El nuevo de Gorillaz”.

 

-“Joe, si ahora te va a dar por la musica guey que sepas que George Michael acaba de sacar algo”

 

-“Gracias por el aviso. Si quieres cuando lo pille te grabo una copia”.

 

-“Pero que amable que eres, mi reina mora”.

 

-“Bueno, te grabo una copia, pero si me vuelves a chupar el pitilin”.

 

Jendris se rie, me tira un beso en el aire y se va para la habitacion del Rasta, desde donde le oigo revolver en un armario. Solo tarda un momento en volver, con un telemetro laser en la mano.

 

-“¿Tu sabes si tenemos otro de estos?”.

 

-“No que yo sepa. ¿A ese que le pasa?”.

 

-“Ni idea, que no funciona”.

 

-“Pues no se. ¿No te vale uno de los normales?. ¿Para que lo quereis?”.

 

-“Ni puta idea. El Picolo, que ya sabes como es”.

 

Sonrio pero no digo nada. No me faltan ganas de hacer un comentario porque, efectivamente, se como es el Picolo.

 

-“Si quieres puedes desmontar el que esta puesto en el FELIN, pero que sepas que esta conectado a un Darváder. Si te lo llevas lo quiero volver a ver como estaba”.

 

-“Nah, paso. No me la juego a joder un Darváder, si quiere que lo haga el, que luego ya se yo lo que hay.”

 

Despues de dar vueltas por todo el piso, Jendris se vuelve a ir.

 

-“Bueno, nos la vemos. Me llevo esto”

 

En la mano tiene un tocho de C4, como un cuarto de kilo. Una cantidad escandalosa de explosivo plastico.

 

-“¿Pero pa que quereis eso?” .

 

Jendris se encoje de hombros y suspira.

 

-“Faustino”.

 

Que ya sabemos los dos como es.

 

 

10.- Jendris

Lo de Jendris es digno de verse. Lo primero que hace es elegir un punto de destino. A continuacion se queda mirando en esa direccion y es como si entrase en trance, como cuando hablas con alguien que esta tan borracho que de pronto deja de hablar porque la cabeza se le ha ido a otro sitio. Si te fijas, puedes ver un temblor ligerisimo, cierra los ojos y desaparece. Como te lo estoy contando: estaba delante tuyo y asi por las buenas ya no lo esta. La ropa que lleve puesta, el reloj, lo que tenga en las manos si es que tiene algo, todo eso se queda suspendido en el aire igual que cuando miras a la esfera de un reloj y a veces parece que las agujas se hubiesen parado. Para cuando te das cuenta de lo que ha pasado, se caen al suelo. Jendris se ha ido.

 

Creo que ya te he contado que no puede moverse mas que dentro de una cierta distancia. Tampoco lo puede hacer todas las veces que quiera. Cuando termina de teleportarse siempre esta cubierto de sudor, con las venas del cuello hinchadas como si le fuesen a reventar y jadea como si acabase de correr diez kilometros mientras fumaba un paquete de Ducados. Como mucho lo puede hacer tres veces al dia. Una vez le vi portarse cuatro veces seguidas y cuando se echo a dormir esa noche no se desperto hasta las seis de la tarde del dia siguiente. Otra de las cosas con las que tiene que tener cuidado es con que no haya nada en el punto de llegada, sobre todo porque si hay algo ocupando ese espacio se acabo Jendris. Es por eso por lo que normalmente cuando llega a un lugar lo hace a unos pocos centimetros sobre el suelo, mas de una vez a acabado cayendose de culo al llegar.

 

No se lo he oido decir nunca, pero estoy seguro de que a Jendris no le gusta teleportarse. No es que sea como lo de Frodo con el anillo, pero es una experiencia desagradable. Lo cierto es que, con lo nuestro, nos pasa a todos. Con lo mio tambien te dan dolores de cabeza o nauseas o te entran escalofrios o mil cosas. Lo que no hacemos es darle muchas vueltas: somos como somos y ya esta.

 

Al poco de recoger al Rasta y al Pico en el puente sobre el canal, llamo Ackerman. La operacion habia sido un desastre completo. Benito se habia llevado el portatil cuando habian escapado del area, pero lo habia tenido la tarde entera debajo del agua. Habian podido copiar parte de uno de los DVDs, que de hecho estaba aun dentro del lector, pero parecia que no nos iba a servir de mucho. En cuanto a Jendris, el jefe tenia las ideas muy claras.

 

-“Teneis hasta que amanezca. Si no le habeis encontrado os quiero fuera del pais para el mediodia. No te lo digo de broma, prefiero perder un recurso a tener que arriesgarme a perder cuatro.”

 

Nos dedicamos a dar vueltas por la zona con el coche pero habia policias por todas partes y no estabamos como para que nos parasen en un control, asi que nos metimos en un bar a esperar. Jendris podia ponerse en contacto bien llemando a uno de los Thurayas o a mi numero de movil normal. La seguna opcion era la mas probable porque la encripcion de los Thurayas no funciona cuando llamas desde una linea normal y corriente. No teniamos otra opcion que fuera minimamente realista.

 

Ibamos por la segunda ronda de cafes cuando recibimos la llamada. Se habia tirado la tarde entera huyendo de la madera hasta que por fin habia conseguido meterse en una casa vacia para llamarnos desde alli. Me describio la zona por la que estaba, me dio la direccion y me dijo que creia que podria teleportarse otra vez pero no mas. Decidimos recogerle y usar lo suyo solo si no nos quedaba otra alternativa. Por lo demas lo encontre bien de animos.

 

Solo nos quedaba una cosa por hacer: encontrar la casa en la que estaba escondido y sacarlo de alli.

 

____________________

 

 

Cuando preparas un operacion es fundamental tener un plan de accion que todo el mundo tenga claro por si el asunto termina como el rosario de la aurora. Como parte de ese plan de emergencia todos conociamos la zona en la que estabamos. Con eso y un GPS no nos costo demasiado encontrar la casa donde se habia escondido Jendris. Era una calle de casitas adosadas, todas identicas, con un valla blanca y un jardincito. No habia un alma, era de noche y todo el mundo estaba en casa viendo la tele.

 

Mientras nos dirigiamos al escondite de Jendris, llame por el Thuraya a numero desde el que nos habia llamado. La linea estaba cortada. Era de esperar. Si quienes nos buscaban se lo estaban tomando en serio era normal que lo hiciesen.

 

Tino aparco el Range Rover a la entrada de la calle. El Rasta, que iba sentado atras, abrio la puerta, y salio quedandose junto el coche. Tenia el Galil sobre el asiento de atras y estaba protegido por la puerta, desde esa posicion le hecho un ultimo vistazo a la calle y dio una palmada sobre el techo. En ese momento sali yo, con la Glock en la mano dentro de un bolsillo. Colgada del cuello llevaba la MP5 que me habia pasado Faustino. Con la chupa cerrada apenas se notaba. Mientras el Pico mantenia el motor al ralenti y con el Rasta cubriendome desde su posicion, cruce la calle en direccion al numero sesenta y tres.

 

Estaba a punto de abrir la puerta del jardin cuando doblo la esquina un coche de policia. Le dio dos toques a las largas y encencio las luces de la sirena, no el sonido. Mientras se acercaba, el conductor saco la mano por la ventanilla y me hizo una señal con la mano.

 

No podia hacer otra cosa mas que quedarme donde estaba. Los demas sabian exactamente lo que tenian que hacer.

 

El coche, un Focus, se detuvo a mi lado. Salio uno de los policias. Llevaba una MP5 como la mia colgando del cuello y, rodeando el coche, se vino para mi. El conductor me miraba mientras hablaba por la radio.

 

No habia mucha luz pero supe inmediatamente que ese tio no era un madero de verdad. No podria explicarte por que. Quizas por el chaleco antifragmentacion que llevaba puesto, de un diseño que no reconoci pero que me llamo la atencion porque no era igual al que llevaban los muchisimos otros policias que habia visto aquel dia. O la forma en la que me encañono con la MP5 tan pronto como salio del coche patrulla. O el hecho de que me miro directamente a los ojos y vi la agresion de un soldado cuando se enfrenta a otro, no lo expresion con la que un policia, en cualquier lugar del mundo civilizado, se enfrenta a un civil.

 

Me dijo algo en holandes. No es un idioma que hable, nunca me hizo falta porque por alli todo el mundo habla ingles, y con eso quiero decir todo el mundo. Me encogi de hombros, sonrei y puse toda la cara de tonto que pude. Señalo con la cabeza en direccion a la mano con la que sostenia la Glock. Me estaba diciendo, evidentemente, que la sacase del bolsillo. En el silencio de la noche lo unico que se oia era el motor del Focus.

 

Tu no eres un madero, hijo de la gran puta. Ni tu eres un madero ni yo soy un holandes que vuelve a casa un domingo por la noche a ver que es lo que tiene para cenar.

 

Abri la boca para responder y antes de poder decir nada oi un ruido de sirenas acercandose y un disparo desde el extremo de la calle donde estaba nuestro coche. El tiro le entro por el pomulo y le lanzo al suelo como si le hubiesen dado en la cabeza con un ladrillo. Desde su posicion, Benito cubrio el Focus con un cargador completo, las luces, la sirena y el parabrisas saltaron en pedazos. El conductor se echo sobre el asiento del copiloto intentando cubrirse de lo que le venia encima. Saque la Glock y le dispare tres veces a traves de la ventanilla. Me di la vuelta y vi a Jendris salir corriendo por la puerta.

 

Mientras atravesaba el jardin el ruido de las sirenas nos inundo y un chorro de luces rego la calle. Salimos corriendo hacia nuestro coche mientras Benito nos cubria son el Galil. No estabamos ni a cinco segundos del Range Rover. Practicamente habiamos llegado cuando oi por dos veces el sonido de una bala impactando contra la carne de Jendris. La inercia de la carrera y la energia de los disparos lo lanzaron contra el capo del coche. Lo agarre de un brazo y arrantradole le meti en el asiento de atras. Benito acabo el cargador y se metio en el asiento del copi. Tino salio quemando rueda antes de que hubiese podido cerrar la puerta. Sobre los gritos, la confusion y el motor aullando pasado de revoluciones sonaron varias balas atravesando la carroceria.

 

No habia pasado apenas un instante pero yo ya estaba empapado con la sangre de Jendris. Estaba consciente y cada bote que daba el coche se reflejaba en la expresion de agonia en su cara. Encajado sobre el suelo, entre los asientos de atras y los de delante, le sostenia la cabeza. Tino y Rasta estaban a cargo de la situacion. Yo no le preste atencion a los coches que nos perseguian, ni a al helicoptero que se nos pego en cuanto llegamos a la autopista, ni a los dos camiones que casi nos tragamos antes de que nos sacasemos de la chepa a los maderos. Lo unico que me preocupaba en ese momento era el Jendris. Mi amigo. Mi amigo que se me estaba yendo delante de mis ojos, escapandose entre las palmas de mis manos empapadas con su sangre.

 

Antes de quedarse inconsciente, me puso la mano en la cara. Estaba pegajosa por la sangre, espesa al contacto con el aire. Me miro a los ojos, sonrio, y con una expresion como de niño enfermo apenas si le oi decir, con el poco aliento que le quedaba:

 

“Esta todo bien, esta todo bien, esta todo bien.”

 

Tres veces lo repitio.

 

 

11.- Post Mortem (actualizado)

Llevo once años viviendo en la clandestinidad. Jendris mas o menos lo mismo, Tino el Picolo seis que yo sepa, y el Rasta practicamente toda su vida. Al menos hasta donde le llega la memoria. La transicion entre una vida normal y una bajo tierra siempre es dificil, pero con el tiempo dejas de pensar en ello y las rutinas mas extraordinarias se convierten en eso: rutinas. Como no ir nunca del punto A al punto B en una linea recta, como memorizar una leyenda que haga juego con un nuevo pasaporte o hacerte socio de veinte videoclubes en una misma ciudad con cinco nombres distintos para tener otra tarjeta que complemente el resto de la documentacion falsa. No pagamos impuestos, ni tenemos cuenta en el banco, ni numero de DNI, ni hipoteca, ni seguro del coche ni plan de pensiones para cuando lleguemos a viejos. Vivimos en un mundo al margen de las estadisticas, los certificados, las matriculas o los contratos de trabajo. Sin carnets, pasaportes, direcciones ni curricula. Sin ninguna de las pequeñas cosas que definen tu identidad terminas perdiendo la identidad misma.

 

En la practica eso quiere decir que eres libre de crear la identidad que quieras. Cada nueva tarjeta de credito a nombre de alquien que no eres tu es una oportunidad de reencarnarte en un nuevo hombre. Cuando conoces a alguien, lo unico que ese alguien sabe de ti es, en principio, lo que tu quieras contar.

 

Katja pensaba que yo era un geologo en la Shell, que viajaba por todo el mundo haciendo agujeros en el suelo y que, por cuestiones de trabajo, pasaba bastante tiempo en Amsterdam. Katja conocia a ese Julito, que no era el Julito que soy. ¿O si que lo era?. La respuesta depende de lo que me defina como persona. Esta claro que el “yo” autentico es un hombre distinto del “yo” ficticio pero, ¿hasta que punto?.

 

Me fastidia tener que ponerme pedante, pero no se me ocurre otra comparacion mejor que esta: hay una teoria en fisica cuantica que dice que, para explicar el caos incomprensible en el que se basa el mundo fisico, cada cambio a nivel cuantico genera un nuevo universo. Un universo por lo demas completamente identico al anterior, diferente solo en ese minusculo cambio en una particula infinitamente mas pequeña que un atomo. Esos dos universos continuan existiendo y generando nuevos universos con cada nueva alteracion.

 

Yo no se si eso es cierto. Ni si quiera te puedo garantizar que lo que acabas de leer sea una teoria de verdad; lo mismo soy yo que lo entendi mal. Lo que si se es que cada nueva mentira es como uno de esos cambios cuanticos. En el momento en que Katja me pregunto cual era mi trabajo y me invente lo de la Shell sobre la marcha, cree un nuevo yo. Un Julito que, en esencia, soy yo, pero cuya herramienta de trabajo no es un arma de fuego. ¿O es eso precisamente lo que me define? ¿Somos lo que somos o somos lo que hacemos?

 

Agujeros en el suelo o agujeros en la cabeza de alguien. Dicen que el Demonio esta en los detalles.

 

Dos Julitos. El que conoce Katja y el que conoce Ackerman. Tres Julitos, esos dos mas el que conoce Jendris. Cuatro cuando sumas al que conoce Benito el rasta. Cuatro personas distinas. Cinco con el Julito que yo conozco. Un numero ilimitado de cambios cuanticos, un numero ilimitado de mentiras, un numero ilimitado de Julitos que no son yo y sin embargo lo siguen siendo.

 

Me estoy yendo por las ramas de aquella manera. Entiendo que es una excusa bien pobre, pero llevo toda la noche contandote la historia de lo de Amsterdam, he abierto una botella y ya no se ni lo que te estaba diciendo.

 

Estoy escuchando a Jack Johnson, es un disco que me descubrio Katja. "Cause when he's not drunk/He's only stuck on himself/And then he has the nerve/To say he needs a decent girl"

 

"Posters", que pedazo de cancion.

 

Volvamos a donde estabamos.

 

La clandestinidad.

 

Una organizacion como la nuestra solo puede sobrevivir si opera en dos niveles distintos. Por un lado esta la parte subterranea. Nosotros. Para mantenernos en la oscuridad necesitamos otra organizacion que opere mas o menos bajo la luz del dia. Fue esa parte de la organizacion la que salvo a Jendris.

 

Fue Ackerman el que lo organizo todo. Tan pronto como le informe por el Thuraya de como estaban las cosas se puso en marcha y para cuando conseguimos por fin evadirnos teniamos instrucciones. A diez minutos de la frontera con Belgica, en un area de servicio, metimos a Jendris en una Ford Transit sin ningun tipo de identificacion pero equipada por dentro como una ambulancia. No supimos nunca a donde le llevaron y Jendris solo nos dijo al volver que era un hospital. Hay mucha, mucha gente que vive en la superficie que nos debe favores, o que tiene a un hijo con lo nuestro, o a la que no le alcanza el sueldo para llegar a fin de mes, o de quien conocemos un secreto que ellos quieren mantener asi. Da lo mismo. Cuanto menos sepa uno de la relacion entre esos dos mundos, mejor para todos. Los mismos pavos que conducian la ambulancia nos dieron un sobre con nuevos documentos y las llaves de un BMW. Cuando se fueron, salimos con los dos coches, buscamos un descampado y le predimos fuego al Range Rover. Me dolio hacerlo porque el dueño no tenia culpa ninguna.

 

Cruzamos la frontera y no paramos ni para mear hasta que llegamos a Amberes.

 

____________________

 

 

En Amberes llego la hora de hacer el post mortem de la operacion. Nadie sabia quien habia disparado el primer tiro, como nos habian descubierto, por que habia sonado una alarma. Tino decia que habia oido a Jendris disparar el Barrett justo antes de que sonase la alarma, segun el Rasta los primeros disparos desde la posicion de Jendris se habian hecho despues de que empezase el tiroteo. Me dijo en privado que, cuando llego al area, se habia encontrado a los otros dos a punto de liarse a puñetazos. El Pico lo nego.

 

Yo no tenia ninguna razon para no creer al Rasta. Al contrario, sabiendo lo mala que es la quimica entre esos dos, era otro motivo para que a Jendris le hubiese dado la ventolera y les dejase solos en el area.

 

Ackerman, evidentemente, queria saber que habia pasado y vino a vernos a Belgica al dia siguiente. No quise darle problemas a los demas asi que asumi toda la responsabilidad por el fracaso de la operacion. Le dije que habia sido yo quien habia decidido dejar mi posicion de francotirador para entrar en el area y resolver el problema con el portatil. Que cuando vi que no lo podia solucionar habia llamado a Benito. Que cuando me di cuenta de mi error envie a Jendris a ocupar mi posicion. Que con esa decision le separe del grupo al dejarle incomunicado sin el Thuraya.

 

Los demas confirmaron mi version de los hechos. Si el jefe descubria lo que habia pasado, en esta historia eramos todos culpables de algo.

 

Nunca habiamos fallado un contrato de una forma tan espectacular. Ackerman estaba que escupia fuego. Para el la cosa estaba clara: mi pecado habia sido no confiar en mis chavales cuando surgio un imprevisto. Si nos habian descubierto tenia que haber sido o bien cuando entre yo al area o bien cuando lo hizo Benito y aunque ese no fuera el caso, habia dejado el area sin la cobertura de los Barretts durante lo que resulto ser un momento critico.

 

No me encontraba en una posicion en la que pudiera llevarle la contraria.

 

Cuando se calmo me dijo que mis chavales tenian que crecer, pero que eso no iba a suceder hasta que no creciese yo. Para eso tenia que empezar a implicarme menos en las operaciones. Dejarles mas espacio.

 

Una mentira. Un cambio cuantico. Un nuevo Julito que solo existe para Ackerman: un Julito que la cago por no dejar solos a sus chavales en el contrato de Amsterdam.

 

 

12.- Liderazgo es la Suma de Varias Virtudes

Sabado (quiero decir domingo) tres y media de la madrugada. Garaje del Sheraton. Tino ha decidido cerrar el contrato esta noche en vez de esperar a mañana. La logica detras de su decision es que, si hay algun problema, tendremos otra oportunidad antes de que el lunes se larguen los chinos. El problema es que la del sabado es la noche mas animada de la semana y hay mas trafico de gente volviendo a sus habitaciones de lo normal. Tampoco es un drama: si todo va de acuerdo con el plan, Tino entrara a la habitacion a cobrar el cheque mientras Jendris cubre las habitaciones de los escoltas y el Rasta las escaleras y el ascensor por si viene alguien.

 

Estoy sentado al volante de un Passat, aparcado justo en frente del ascensor. Veo la luz parpadear en la quinta planta, donde estan mis chavales. Cuatro, tres, dos, uno, B, G1, G2. ¡Ping!

 

Ahora se va a abrir la puerta y saldran Tino y Benito. Jendris vendra en el siguiente viaje.

 

La puerta se abre y un Benito en solitario trota hacia mi.

 

-“Que dice el Picolo que subas”.

 

-“¿Que suba?”.

 

Benito, me tienes que estar vacilando.

 

-“Que dice que subas, que no te estoy vacilando”.

 

-“Que suba para que, ¿que cojones habeis hecho esta vez?”.

 

-“Julito, no lo se porque no he entrado a la habitacion. Vino Tino a donde estaba y me dijo que bajase a llamarte”.

 

Tengo la 19 con un silenciador y municion subsonica y, por si acaso una Filomatic, metidas las dos en una bolsa de deporte. Me la cuelgo al hombro y subo con Benito a la habitacion.

 

Cuando abro la puerta me encuentro a tres chinos, amordazados y con las manos atadas a la espalda, sentados encima de la cama. Dos de ellos estan en calzoncillos, el tercero lleva puesto un pijama de felpa que se le pega a las carnes como el traje de Superman.

 

Jendris esta sentado en una butaca mientras les apunta con su Filomatic. El Picolo tiene las mejillas de un rojo intenso y la frente cubierta de gotas de sudor.

 

Tengo que hablar en susurros pero eso no disminuye la furia que siento en este momento: todo lo contrario.

 

-“Faustino, ¡que cojones estais haciendo!”.

 

-“Julito, no sabes como lo siento tio. Entramos en la habitacion y estaban los tres dentro. Despiertos”.

 

No me lo puedo creer. Eso formaba parte del plan y la idea era que, si alguno de los escoltas estaba en la habitacion y por lo que fuese no oponian resistencia, le cobrariamos el cheque al blanco y los dejariamos atados. Ackerman nos dio el okey, que al fin y al cabo se trata de mandar un mensaje a los chinos.

 

-“¿Y?”.

 

-“Y… cuando entramos… eh…”.

 

Me da un papel que tiene en la mano, con una foto en blanco y negro del blanco.

 

Miro a la foto.

 

Miro a los chinos.

 

Miro a la foto.

 

Miro a los chinos.

 

Entiendo al momento cual es el problema.

 

Manda cojones.

 

-“Me cago en su puta madre. No me lo puedo creer”.

 

-“Ya, si ya se lo que me dices que por eso te llame. El caso es que no hablan mas que chino”.

 

El tio de la foto podria ser cualquiera de los tres.

 

Parte del plan es usar un arma que esta caliente de otro contrato en Hong Kong. La idea que es que si hacen un analisis balistico se les vayan las pocas dudas que puedan tener sobre quien ha hecho esto.

 

-“Tino, dame el hierro”.

 

El Pico se queda como dudando.

 

-“¡Que me des el hierro hostias!”.

 

Me acerco a la cama. Los tres estan como lo estaria cualquiera en su situacion. Uno de ellos tiene una mancha oscura de orina sobre los gallumbos, otro esta llorando, el tercero tiene los ojos tan abiertos que se le van a caer de la cara. Pongo la boca del hierro delante de la nariz de cada uno de ellos para ver como reaccionan. En una situacion asi, quien esta acostumbrado a que lo encañonen mira a la cara de quien sostiene el arma, mientras que quien no lo esta mira al arma en si. Por lo que yo se, el blanco no es un currela como nosotros.

 

Los tres me miran a la cara. Los tres tienen la misma expresion de terror.

 

No tenemos toda la noche. Hay que tomar una decision y hay que tomarla ya.

 

Esto no son condiciones de trabajar. La regla de oro es no dejar mas de tres segundos entre que tomas la decision de disparar y el momento en el que lo haces. Asi, a sangre fria como el que dice, la cabeza no deja de darle vueltas a mil cosas.

 

En momentos asi es cuando se cometen errores, cuando te pones a pensar.

 

-“Tino, no se para que cojones me has llamado. En una situacion asi sabes perfectamente que es lo que tienes que hacer.”

 

El Picolo mira al suelo. Se da cuenta de hasta que punto me ha decepcionado esta noche.

 

Un tiro. Dos tiros. Tres tiros. Con un arma silenciada y municion subsonica, el unico sonido es el de la bala quebrando el hueso y los cuerpos cayendo sobre el colchon.

 

 

____________________________________________________

 

-“¿Los tres?”

 

Ackerman no parece enfadado, simplemente sorprendido.

 

-“¿Te parece mal?”

 

-“Hombre, mal lo que se dice mal no. Me parece… me parece un poco Rock and Roll, eso es todo”

 

-“Las reglas de enfrenamiento no decian que no les pudieramos tocar a los escoltas”

 

-“Hombre, tampoco decian que te los cepillases”.

 

-“La foto era una puta mierda”.

 

-“Y el mal carpintero le echa la culpa al serrucho”.

 

No tengo ganas de discutir.

 

-“¿Entonces, tienes algo para nosotros?”.

 

-“Si. El miercoles teneis visita”.

 

-“¿Quien?”

 

-“El Mazinger. Te envio los detalles del vuelo por e-mail, el te dira que el lo que necesita pero cuidadle bien que ya sabeis el peso que tiene”.

 

Hostia.

 

El Mazinger.

 

 

13.- Rendevus

Un redevus siempre tiene su complicacion. Es fundamental mantener un sistema estanco, que ninguna de las dos partes sepa nada sobre la otra aparte del hecho de que se van a encontrar el el punto X en el momento Y. Nosotros no sabiamos de donde venia Mazinger, el no sabia quien le iba a recoger. De esa forma, en caso de tener un problema en aduanas nuestra seguridad no queda comprometida. Lo mismo se aplica en el caso de la otra parte, a nosotros nos han dado un numero de vuelo y una hora de llegada, pero de por si eso no significa mucho porque ambos son falsos y lo sabemos.

 

Yo estoy de planton en llegadas internacionales de la Terminal Dos. Jendris esta cubriendo la parte de las cintas del equipaje, el Picolo anda dando vueltas por el hall, que es enorme, y Benito se encarga del area entre la salida y el parking. No se puede andar uno con tonterias en un aeropuerto y menos en estos tiempos. Cuando por fin le veo salir llevo ya esperando unos cuarenta minutos.

 

- “Coño Rambo, cuanto tiempo.”

 

Tengo a Mazinger delante mio y parece que acabara se salir de la cama despues de dormir con la ropa puesta.

 

-“Hallo Herr Mazinger, Wie geht ist ihnen?” le digo sonriendo.

 

-“Hombre, ¡pero si hablas aleman! Que lo has aprendido, ¿viendo a los Lunnis?

 

Le estoy ofreciendo mi mano para un apreton y no hace ni un amago de alzar la suya. Me dice que tenemos que esperar antes de recoger el equipaje y eso me sorprende.

 

-“A mi nadie me ha avisado de un cambio de planes”

 

-“Porque no lo hay. Me he traido a una amiga pero eso no tiene nada que ver con el curro”

 

Estoy convencido de que no lo dice en serio pero me hace cambiar de opinion una rubia que se nos acerca y le agarra del brazo mientras me mira por encima de una gafas de sol con las ces de Channel grabadas en la patilla. Tiene unas tetas enormes que parecen fuera de lugar pegadas a su pecho, lleva una minifalda tan corta que el encaje de la parte de arriba de sus medias se tiene que ver claramente cuando se sienta, porque aun estando de pies se le ve justo una linea. Es alta, huele a un perfume un pelin pesado y camina sobre unos tacones altos como un par de zancos.

 

Esta buenisima.

 

Esta buenisima y eso ya de por si me pondria nervioso. En estas circunstancias, el triple.

 

-“Esta es Madalena y se va a quedar conmigo unos dias. Es checa. ¿Esta buena eh?”

 

Me sonrie como si estuviese un pelin puesto, que probablemente lo este. Siento furia y asombro a partes iguales. Esto es irregular de cojones, incluso para los estandares del Mazinger.

 

-“Mazinger, a mi nadie me ha hablado de esto. Yo las instrucciones que tengo son venirte a buscar y darte apoyo operacional, de chatis nada de nada.”

 

-“Bueno, pues ya me has venido a buscar y el apoyo operacional que necesito es que no me toques los cojones a cuenta de Madalena. Todos contentos. ¿Nos vamos?”

 

Magdalena no parece entender nuestra discusion en castellano. Acaba de sacar un telefono movil de color rosa se su bolso y esta mirando si tiene mensajes.

 

-“Mazinger, si esta señorita no tiene algo que ver con la operacion la tienes que dejar aqui. Compramos un billete a donde sea y la ponemos en el avion”

 

- “¡Pero que cojones va a tener esta nada que ver con la operacion! ¡Si es una puta!”

 

- “Como si es una monja. Si no es por un tema operacional no la podemos sacar de aqui”

 

Mazinger mira al techo y respira hondo.

 

-“Mira salao: aqui la amiga Madalena va a intervenir en la operacion. Vamos, va a intervenir de cojones. ¿Sabes como?”

 

-“Como”

 

-“Pues comiendome a mi la polla, que follar es de pobres. Ahora cojemos las maletas y nos vamos pa donde quieras”.

 

-“No nos vamos a ningun lado. Con ella no. Mazinger, que te lo digo en serio”

 

-“Pero ¿tu que problema tienes? Que quieres, ¿que te la pase para que te la chupe a ti tambien? Si te hace falta que te quite lo gordo yo te la dejo, me lo dices y punto. ¿Nos vamos?”

 

-“Eso no es de lo que se trata. Mazinger, que no estamos de viaje de estudios. Se queda aqui y no hay mas que hablar.”

 

Da un paso al frente y planta su cara a dos dedos de la mia

 

- “Mira chaval: a mi no me tiene que decir nadie que esto no es un viaje de estudios y menos tu. Si tienes un problema con esta, te coges el zapatofono ese que llevas y se lo dices al pitocortao que tienes de jefe, pero a mi me dejas de tocar los huevos y nos vamos ahora mismo a recoger las bolsas.”

 

-“Nos vamos a recoger las bolsas y de alli a un mostrador a comprarle un billete”

 

Mazin sonrie y me da una palmada en la espalda.

 

-“Venga joder, que estamos en guerra y la estamos perdiendo”

 

Y se va, con Magdalena del brazo, en direccion a las cintas de los equipajes. Mientras camino compruebo que llevo la Amex porque el billete de la pava va a costar un riñon. Me da lo mismo: si alguien me pide que explique ese gasto que hable con el.

 

__________________________________

 

 

Les dejo en la cinta esperando al equipaje y me acerco a Jendris, que nos esta mirado con cara rara.

 

-“¿Quien es esa pava?”

 

-“Una amiga del Mazinger, pero en cuanto pille las maletas la metemos en un avion”

 

-“No sabia yo que iba a venir acompañado”

 

-“Ni tu nadie. El tio se ha traido una lumi pero que por la puta cara”

 

-“Ah. Pues esta bien buena”

 

Mazinger se nos acerca, dejando a Magdalena esperando a su maleta.

 

-“Coñoooo… mira quien esta aqui: ya estais juntitos los dos, Epi y Blas.”

 

-“Pasa Mazinger. Menuda pava que te has traido”

 

-“Esta buena ¿eh?”

 

Me estan poniendo de los nervios entre los dos subnormales e intervengo, señalando con el dedo al mostrador de KLM que es el unico a la vista desde donde estamos.

 

-“Mazinger, si hace falta usamos mi tarjeta, pero te vas ahi, compras un bilete y la metes en el avion”

 

-“Joder Julito, vuelta la burra al prao. Madalena se viene conmigo. Me sale la semana entera con ella sietemil euros y no la voy a mandar a ninguna parte”.

 

-“Con nosotros no va a venir, de eso te puedes ir olvidando”

 

-“Mira chavalin. A mi me parece de puta madre que oigais a la COPE por internet y os parezca muy mal eso de que folle la peña, pero yo respondo ante gente que esta muy por encima de ti y te estoy que esta se queda. ¿Nos vamos?”

 

-“Tu responderas ante quien tengas que reponder, pero aqui el que esta al mando ahora mismo soy yo, asi que vas a tener que hacer lo que yo decida.”

 

Nos miramos a los ojos el uno al otro sus buenos quince segundos. El Mazin es un tio conectado de cojones asi que no es la mejor opcion a la hora de buscarte un enemigo, pero aqui esta cruzando la raya bien cruzada. Y aunque no fuese un personaje importante tampoco es alquien con quien te quieras buscar problemas. En sus ojos hay esa mirada de loco con la que hay que tener cuidado en una bronca de bar o en un pelea en la calle, los ojos de alguien a quien le importa tres cojones mandarte al hospital. A mi no me asustan, pero eso es algo que hay que tener en cuenta.

 

Sin desclavarme esos ojos de los que te estoy hablando murmura despacio y en voz muy baja.

 

-“Vamonos todos al coche que estamos llamando la atencion.”

 

-“Nos vamos cuando quieras pero ella se queda aqui”.

 

-“Se viene conmigo”

 

Veo que no me voy a salir con la mia, pero el tampoco va a hacer lo que le de la gana. A Mazinger le hemos reservado la primera noche en Viena en un hotel, pero no sabe en cual. Nos vamos con la Magdalena de los cojones, paramos en el primer sitio decente que veamos por el camino y nos lo llevamos a el al Marriot. Si luego quiere irse con la checa un par de horas al dia eso no tiene por que ser problema mio.

 

-“Vale. Tu ganas. No la dejamos aqui. La vamos a pillar una habitacion en algun hotel y tu te vienes con nosotros. Jendris, vete bajando delante.”

 

Mazinger me pone la mano en el hombro y acerca su frente a la mia.

 

-“Mira chavalin: tu y yo tenemos un tema pendiente, o sea que no te creas que porque te ha salido pelo en los guevos te puedes vacilar del Mazinger.”

 

Que hijo de puta. Que Hijo de la Grandisima Puta.

 

Nos vamos todos detras del Jendris.

 

14.- Una Puta y Tres Idiotas

El otro dia, cuando hable sobre la vida en la clandestinidad, comentaba que en nuestro trabajo hay dos organizacione: una en la superficie y otra bajo tierra. El amigo Mazinger vive a caballo entre esos dos mundos. En una empresa normal y corriente se diria que se dedica a temas de logistica, en la practica lo que hace es mover cosas de un sitio para otro.

Como dicen las peliculas de la Disney, todos venimos a este mundo con un talento que nos hace especiales. El suyo son las aduanas. ¿Necesitas 200 AK47s en Belgica? ¿Mil deuvedes porno en el Vaticano? ¿Explosivo plastico en Zurich? ¿Una bailarina de strip tease para una despedida de soltero de un Taliban? Llamale a el, que si no lo puede hacer, el hijoputa seguro que conoce a alguien que le debe un favor y que puede hacerlo. El tio se mueve en esa zona gris, a medio camino entre lo que llaman comercio y lo que llaman trafico. Con la misma soltura con la que se mueven por una pista de baile los que han nacido para ello, los que fijo que pillan, una noche si y otra tambien.

Ese es su talento.

El Maradona de los pasos de frontera.

Y el Pele de la tocada de huevos. Ese es la otra gracia con la que vino al mundo.

El Mazinger por otra parte, tambien es de esa gente que hay en todos los pueblos, en todas las escuelas o en todos los curros. Gente que tienen mas de mito como de persona. “El Mazinger se ha fugado de un campo de concentracion en Corea del Norte”. O, “el Mazinger ha pasado un tanque por el aeropuerto de Dallas”. O “el Mazinger se ha follado a una oveja”. Ya no hay forma de separar la realidad de la ficcion, y desde luego preguntarle a el no te va a aclarar las cosas.

Esta tarde Mazinger esta de buen humor. Estamos en el bar del Merriot. Magdalena, que por cierto tiene un ingles perfecto, esta charlando con Benito el Rasta. No se de que porque no les estoy prestando atencion. Los demas estamos hablando de chorradas entre nosotros. Faustino no le quita los ojos de encima a la checa. Para ser sincero, no puedo decir que Jendris y yo la estemos ignorando, pero el Picolo es claramente el que peor lo lleva.

-“Joder que si esta buena tu piba Mazinger. Joder que si esta buena”.

-“A ver cuantas veces te lo tengo que repetir chaval: que no es mi piba, que me esta facturando por los servicios, que es una pros-ti-tu-ta.”

-“Como te pasas tio, a ver si va a hablar castellano y nos esta entendiendo” interviene Jendris.

-“Ya te digo yo que no.”

Llevan asi desde que hemos llegado, perdiendo el tiempo y portandose como si estuviesemos en el instituto. Para que luego diga Mazinger que esto no es un viaje de estudios. Pues si el no nos quiere decir por que ha venido a Viena y que necesita de nosotros, yo no se lo voy a preguntar.

-“Pues hablara el idioma que quieras, pero esta como para dar puñetazos encima de la mesa”

Mazinger esta en su salsa.

-“ ¿Y folla? No te lo puedes ni creer lo que es esa tia en la cama. Lo nunca visto. Y te lo dice el Mazinger, que ha visto mucho. Como se mueve, como te mira, como te toca. Que cosa le hecha. ¿Y gemir? ¡Si te la estas tirando y grita la tia que te casi hasta te crees que se esta corriendo!”

-“¿Y por que no se va a correr?”


-“Que por que no se va a correr. ¿Pero tu estas tonto? ¡Por que es una profesional chaval!. ¡La tia esta a lo que tiene que estar, que es a que me lo pase bien yo que pa eso pago!. Nos ha jodido, ¡ sietemil euros mas gastos que me va a salir la semana!. Ademas, las lumis son como son, que yo sere un putero pero no un ignorante.”

-“Bueno, pues la tia estara a lo que este pero si pillase yo a una pava asi no te quiero ni contar lo que le hacia”

-“Hombre, eso tiene facil solucion: hablas con ella y cuando termine conmigo te la quedas tu lo que quieras, que no tiene por que ser una semana. Si quieres un polvo, pues un polvo. Yo porque soy mas bien escrupuloso, si no te la pasaba ahora mismo. “


-“No, si a mi lo de las putas nunca me ha llamado mucho la atencion, pero la verdad es que es como para pensarselo”

Llevo un rato largo sin abrir la boca pero tengo que intervenir porque me estan volviendo loco.

-“Pero vosotros ¿como podeis ser tan animales? ¿No os dais cuenta de que estais hablando de una persona? ¡Que esa tia es un ser humano joder, no un puto juguete! ¡A ver si tenemos un minimo de respeto hostias!”

Me levanto y me voy a la barra a sacar otra ronda. El camarero me dice por señas que ya viene el a la mesa para que le pidamos alli, pero prefiero dejar de oirles aunque solo sea por un rato.

Joder que buena esta la hija puta la checa.

 

15.- Ring Ring

Esta noche, antes de meterme en la cama, tuve otra vision asi que decidi esperar un par de horas antes de echarme a dormir porque si no se que tendre pesadillas.

Estaba subido en un ring de boxeo, sentado en un taburete en una de las esquinas. Desnudo. A mi alrededor, sillas y mas sillas en las que estaba sentada gente a la que conozco. Todos eran
del trabajo. Ackerman, los otros supervisores con los que he trabajado antes, Teniente, los de Estocolmo… Eche de menos a mis chavales o a Mazinger en la vision. Solo gente del trabajo.

Solo gente
del trabajo que estan por encima mio en el organigrama, si es que hay un organigrama, que a veces es dificil estar seguro hasta de eso.

En esto curro hay quienes trabajan por libre,
como el Mazinger. Jendris, El Rasta, Picolo y yo formamos un Grupo Operativo. No es un nombre oficial ni nada por el estilo, otros lo llaman Celula, (que me suena un poco al partido comunista) Equipo, (que me suena demasiado a Anibal Smith), Escuadra (que me suena muy militar) o simplemente Grupo. Lo llames como lo llames se trata de lo mismo, cuatro curritos que se pueden dividir en dos parejas (eso a Faustino, por razones obvias, le mola mucho) y que operan a las ordenes de un supervisor. Uno de los cuatro esta al mando. Como tendrias que saber a estas alturas, ese soy yo.

Cuantos parentesis hay en el ultimo parrafo. Parece que me hubiese comprado hoy las teclas y las estuviera probando. Son las dos y media de la mañana, estoy cubierto de sudor de arriba a abajo y tengo la cabeza
como si me acabara de fumar un Farias tragando el humo. Otra cosa que estoy, es acojonado.

Como decia, una unidad de cuatro personas, con una de ellas al mando. Este curro es tan secretista que no tengo forma de saber si todo el mundo esta organizado asi o no. A lo mejor hace seis meses que todo cristo esta se paso a los trios pero como Ackerman es tan cabezon, el sigue erre que erre con lo de los cuatros. Sea como sea, en un curro normal yo seria un encargado. Middle management. O un cabo. Se supone que seria mas bien algo a medio camino entre un Sargento y un Teniente… pero que va; hay que ser realista y yo lo que soy es un cabo. Quiero decir: un puto cabo.

Normalmente trabajamos por nuestra cuenta. A menudo nos tenemos que unir a otro Grupo Operativo o a agentes independientes o a un monton de G.O.s. para operaciones de mas envergadura. Sea
como sea, conozco a mas compañeros de curro que estan a mi nivel o por debajo que a gente que este por encima.

Pero en mi vision, todo el mundo que me miraba estaban por encima mio en el curro. Eso quiere decir claramente, que mi lo que he visto se refiere a mi relacion con la gente de arriba. Lo que me asusta es la forma en que me miraban. Me estaban examinando
como si fuera un concurso de belleza. Una sensacion que de por si ya es muy desagradable , pero la hace peor aun la certeza de que voy a tener un problema. Uno gordo. Hay algo que me voy a encontrar por el camino que me va a meter en un cristo.

Ahora mismo no se me ocurre que puede ser pero una cosa esta clara: aqui va a haber que andarse con ojo.


Por cierto que justo antes de la cena, Mazinger envio a Magdalena a su habitacion (al final estan los dos en el Marriot. No preguntes) y nos dijo por fin para que ha venido a Viena.